Morena deja en espera reformas hasta pactar con la oposición

En la última sesión ordinaria de la Cámara de Diputados, previo a la ceremonia de toma de posesión del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el grupo mayoritario de Morena en la Cámara de Diputados se replegó y evitó nuevos encontronazos con la oposición del PRI, PAN, PRD y MC.

Luego de que el martes le echaron abajo su reforma para eliminar el fuero –con el argumento de la oposición de que si a un servidor público o a cualquier persona a la que se le inicie un proceso penal perdería sus derechos político-electorales–, la coordinación de Morena determinó bajar de la lista de pendientes “urgentes” los dictámenes de las reformas para crear la figura de la revocación de mandato y del nuevo marco legal para las consultas populares, programados para su debate ayer miércoles en tribuna.

En Morena se argumentó que se decidió “buscar acuerdos” con los partidos de oposición y posponer para la semana próxima la discusión en el pleno de estas dos reformas, ya que al tratarse de reformas constitucionales, se requiere de una “mayoría calificada”, es decir, las dos terceras partes de los diputados presentes en el salón de sesiones.

Jefe de Información
Editora de contenidos web