Bolsonaro se alista para privatizar la empresa Petrobras

El presidente electo brasileño, Jair Bolsonaro, quien ayer reconoció sus planes para privatizar Petrobras, designó a Roberto Castello Branco, como futuro presidente de la petrolera estatal.

Castello Branco, exmiembro de la junta directiva de la empresa, también es un partidario declarado de privatizar la petrolera estatal, una medida que también es apoyada por su estrecho amigo y aliado Paulo Guedes, quien será el próximo ministro de Hacienda.

La designación de Castello Branco, un ingeniero con experiencia en el sector petrolero y en el manejo de grandes empresas, parecía estar ganando apoyo inicial.

“Es un hombre que llega con bastante fuerza”, dijo el profesor de finanzas Gilberto Braga, de la Universidad Ibmec de Río de Janeiro, y refirió cuando Castello Branco estaba en la junta directiva de Petrobras y, antes de ello como director de la compañía minera Vale.

“Tendrá la autonomía para realizar una agenda amigable con los mercados, además de cierta libertad para fijar los precios del combustible y un mayor margen para acelerar las desinversiones”, señaló el Grupo Eurasia en un comunicado de prensa.

El gobierno de Bolsonaro asumirá el 1 de enero. Los expertos creen que difícilmente podrá privatizar en su totalidad a Petrobras a pesar del apoyo de Castello Branco y Guedes.

Las negociaciones con el ministro de Hacienda Guedes sobre el futuro de la petrolera estatal ya están en curso, comentó Bolsonaro a los reporteros afuera de su casa en Río de Janeiro.

“Algo de ella podría ser privatizada, pero no toda. Es una compañía estratégica”, dijo el excapitán del ejército y congresista durante 27 años.

Jefe de Información
Editora de contenidos web