Pentágono inicia ‘Operación Patriota Fiel’ para contener a migrantes

El Pentágono se apresta a enviar 5 mil 200 efectivos a la frontera con México con la llamada ‘Operación Patriota Fiel’, descrita por el jefe del Comando Norte como una ayuda a Aduanas y Protección Fronteriza para “endurecer la frontera sur”.

La operación reforzará las defensas en torno a los puntos de entrada, además de que se usarán helicópteros para descender sobre migrantes que intenten cruzar ilegalmente, de acuerdo al general Terrence O’Shaughnessy.

También se instalarán alambradas de púas en los espacios abiertos entre los puertos de entrada.

“No permitiremos que un grupo grande entre a Estados Unidos en forma ilegal e insegura”, indicó el comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, Kevin McAleenan.

Lo anterior, ante la llegada de dos caravanas de migrantes, principalmente a pie y en busca de asilo, que todavía se encuentran a cientos de kilómetros de la frontera entre México y Estados Unidos.

‘Operación Patriota Fiel’ es un despliegue militar extraordinario impulsado a siete días para unas elecciones en las que el presidente Donald Trump quiere concentrar la atención en una lenta “invasión” de migrantes centroamericanos.

El número de efectivos duplica con creces la de los que combaten a ISIS en Siria, que suman 2 mil.

Ávido de mantener la atención de los votantes concentrada en la inmigración ilegal durante la recta final hacia las elecciones, Trump acentuó sus sombrías advertencias al tuitear, “Ésta es una invasión de nuestro País, ¡y nuestras Fuerzas Armadas los esperan!”.

Los migrantes que completen la ardua travesía terrestre hacia la frontera enfrentan grandes obstáculos -tanto físicos como burocráticos- a su aspiración a permanecer en Estados Unidos.

Y para ello,Trump comentó que se levantarían “ciudades de carpas” para los solicitantes de asilo.

“Vamos a levantar carpas en todas partes”, dijo el presidente.

“Serán muy bonitas y van a esperar y si no consiguen asilo, se van”.

Bajo las normas vigentes, los migrantes que superan una entrevista inicial suelen quedar en libertad hasta que sus casos son resueltos por un tribunal de inmigración, un proceso que suele tomar años.

Trump negó que su intención sea ayudar a los candidatos republicanos en las elecciones de mitad de período del martes próximo: “Esto no tiene nada que ver con las elecciones”, aseguró.

Jefe de Información
Editora de contenidos web