Amenaza Trump con incrementar su arsenal nuclear

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió ayer que su administración pretende incrementar su arsenal nuclear “hasta que la gente entre en razón”, sugiriendo que pretende aplicar esta medida como presión sobre Rusia y China.

Dirigiéndose a periodistas, el huésped en la Casa Blanca reiteró que Rusia ha irrespetado las disposiciones del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF), señalamiento que Moscú rechaza vehementemente.

“Rusia no se ha adherido al tratado, ni en forma ni en espíritu”, dijo Trump ante los reporteros fuera de la Casa Blanca, antes de partir para un mitin de campaña en Texas.

“Tenemos mucho más dinero que nadie. Hasta que la gente entre en razón, lo construiremos”, advirtió, refiriéndose al arsenal nuclear de Estados Unidos. “Cuando lo hagan, todos seremos inteligentes y nos detendremos. No solo nos detendremos, sino que lo reduciremos, algo que me encantaría hacer”, indicó el mandatario.

Cuando se le preguntó si su advertencia debería tomarse como una amenaza, Trump lo confirmó. “Es una amenaza para quien quiera. Incluye a China, incluye a Rusia, incluye a cualquier otra persona que quiera jugar ese juego. No puedes hacer eso. No puedes jugar ese juego conmigo”, dijo. Trump señaló también que China no era parte del acuerdo, pero que “deberían ser incluido”.

Horas antes, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que la salida de Estados Unidos del INF es una posibilidad preocupante que convertiría al mundo en un lugar más peligroso.

“Estos pasos, si se toman en realidad, harán del mundo un lugar más peligroso”, aseveró Peskov. “Incluso las intenciones de EU de retirarse del acuerdo son profundamente preocupantes”, agregó.

Entretanto, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, indicó que su país determinará su posición respecto al tratado, luego de que Washington emita información oficial sobre su estatus e intenciones, subrayando que las declaraciones pronunciadas por el presidente estadounidense podrían no significar una salida del acuerdo, sino la intención de modificarlo.

Las declaraciones de Lavrov surgieron en momentos en que el asesor de seguridad de Trump, John Bolton, inició en Moscú una serie de reuniones con el gobierno de Vladimir Putin, para explicar la decisión de la Casa Blanca.

Por su parte, la cancillería china pidió a Estados Unidos “pensar dos veces” su decisión de retirarse del tratado, mediante el cual ambas naciones se propusieron, en 1987, eliminar sus misiles balísticos y de crucero nucleares o convencionales. El pacto fue firmado por los entonces presidentes Ronald Reagan, de EU y Mijaíl Gorbachov, de la entonces Unión Soviética. “China pide a todos los países que resuelvan adecuadamente sus disputas sobre el acuerdo a través del diálogo y la consulta”, afirmó Beijing.

Jefe de Información
Editora de contenidos web