Iglesia alemana admite haber ignorado a víctimas de abusos

Conferencia Episcopal Alemana admitió hoy su “vergüenza” por haber “ignorado durante años” a las víctimas de la pederastia en el seno de la Iglesia católica y expresó su determinación a que sean “castigados” los autores de unos abusos que no forman parte del pasado, sino que persisten en la actualidad.

“Durante años miramos hacia otro lado”, reconoció el cardenal de Múnich, Reinhard Marx.

Marx presentó el informe elaborado por encargo de la Iglesia, en el que se documentan 3 mil 677 casos de abusos sexuales cometidos por mil 670 religiosos desde 1946 hasta 2014, en su mayoría a menores de 13 años.

Lo documentado aquí es la punta del iceberg”, afirmó por su parte Harald Dressign, profesor del Instituto Central para la Salud Espiritual de la Universidad de Mannheim, una de las tres implicadas en la investigación.

No se trata de casos o delitos “históricos”, cometidos en el pasado, sino que persisten en la actualidad, prosiguió el catedrático, según el cual hay “problemas estructurales” que deben subsanarse en la Iglesia.

El informe documenta situaciones de abusos tanto a muchachos como a muchachas, incluidos casos de penetración vaginal o anal, detalló el catedrático.

Jefe de Información
Editora de contenidos web