Denuncia AI cientos de crímenes del Estado venezolano

Amnistía Internacional (AI) advirtió ayer sobre la peligrosidad de vivir en Venezuela, donde la endémica violencia incluso supera a la de países que se encuentran en guerra y las ejecuciones extrajudiciales se cuentan en centenares.

“Las políticas y acciones del gobierno de Nicolás Maduro criminalizan y matan a los hombres jóvenes en situación de pobreza, en un contexto creciente de inseguridad en el país y desesperación de la población”, denunció el director de la organización en España, Esteban Beltrán, en una conferencia de prensa celebrada en Buenos Aires.

Al presentar el informe “Esto no es vida: Seguridad ciudadana y derecho a la vida en Venezuela”, Beltrán destacó que desde 2016, 11 de los 19 ministros de seguridad ciudadana en el país caribeño han sido integrantes de las fuerzas armadas, una “lógica militar” que ha ocasionado “detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas”.

Esto se une al “fracaso” de las políticas públicas de seguridad, ya que, en los últimos 20 años, se han articulado 17 planes en ese sentido pero, de ellos, las únicas medidas que se han implementado son las “represivas” y “nunca las de carácter preventivo y de largo plazo”, señaló el representante de la organización.

De acuerdo con el documento de AI, Caracas y otras ciudades venezolanas ya están entre las más peligrosas del mundo, superando el alarmante nivel de más de 100 homicidios por cada 100 mil habitantes, en comparación al promedio de 16 asesinatos por cada 100 mil habitantes, en el resto de las naciones de América Latina.

Además de este índice de criminalidad, la nación petrolera se enfrenta a la ausencia de respuesta judicial ante las graves violaciones de derechos humanos cometidos por las fuerzas de seguridad estatales. Un 92 por ciento de las violaciones de derechos humanos producidas en Venezuela queda impune, según AI.

“Amnistía Internacional ha podido observar que los funcionarios del Estado, guiados por una racionalidad militar, han empleado la fuerza de forma abusiva y excesiva con regularidad y, en algunos casos, de manera letal e intencionada en el marco de los operativos de seguridad”, resalta el estudio.

Por su parte, la directora de Política y Justicia Internacional de AI en Argentina, Mariana Fontoura Marques, afirmó que el resultado del informe muestra la “alarmante regresión en materia de derechos humanos” y la crisis humanitaria que sufre Venezuela, donde el 87 por ciento de la población se encuentra en situación de pobreza y hay un “desabasto generalizado” de medicamentos, alimentos y tratamientos médicos.

Asimismo, denunció que todo ello ha generado “una de las crisis de magnitudes más grandes en materia de la problemática de migración forzada” en América Latina, ya que, según datos de Naciones Unidas, ya hay 2.3 millones de venezolanos fuera de su país.

Jefe de Información
Editora de contenidos web