Buscan acabar con los gatos en Nueva Zelanda

El Ayuntamiento de Omaui en Nueva Zelanda ha lanzado un plan para acabar con los gatos en aquella región, con la única finalidad de proteger a los animales nativos; para ello exigen que todos los gatos domésticos sean castrados, lleven mircrochip y cuenten con un registro ante las autoridades. Además que al momento de fallecer el gato no podrá ser sustituido después por otro.

De acuerdo con información del portal Newshub “Tu gato puede vivir su vida natural en Omaui, haciendo felizmente lo que hace. Pero cuando muera, no podrás reemplazarlo”, dijo Ali Meade, gerente de operaciones de bioseguridad del Ayuntamiento de Omaui.

Ambientalistas afirman que los gatos en el país son responsables de la muerte de miles de aves y mamíferos cada año. “Si se aprueba la medida, mejoraría notablemente el medio ambiente y la vida de las aves”

Sin embargo, existen ciudadanos que no están nada contentos con la propuesta, tal es el caso de Nico Jarvis que declaró al Otago Daily Times, que tomará acciones contra el plan tras parecerle ilógico.

La controversial decisión de acabar con los gatos queda dentro del plan de Nueva Zelanda de convertirse en un lugar libre de depredadores antes de 2050. El país de Oceanía pretende acabar con especies introducidas a la región como el caso de ratas, armiños y zarigüeyas.

Jefe de Información
Editora de contenidos web