Casos de abusos sexuales podrían opacar viaje del papa a Irlanda

Si bien el Vaticano ostenta tranquilidad, se teme que el viaje del papa Francisco a Irlanda en ocasión del Encuentro Mundial de las Familias se vea opacado por el tema de los abusos sexuales contra menores tras los últimos escándalos en Chile, Estados Unidos y Australia, y el sentir de muchos fieles de que no se ha pasado realmente de las palabras a los hechos.

Reconozco absolutamente que las cosas no están cambiando con la velocidad que todos nosotros queremos”, dijo el padre Hans Zollner, presidente del Centro de Protección de los Menores de la Universidad Gregoriana.

El portavoz del Vaticano informó que el papa mantendrá un encuentro con víctimas de abusos durante su viaje y en la catedral de Dublín rezará en silencio frente a la lámpara que se encuentra ahí encendida en recuerdo de todas las víctimas.

En Irlanda, hace 15 años, fueron sacados a la luz más de 14 mil casos de abusos en instituciones católicas.

En la víspera de la visita, el cardenal de Dublín, Diarmuid Martin, afirmó que no es suficiente con pedir perdón y le pidió al papa que destruya los mecanismos que permitieron que se encubrieran los abusos.

Es un desafío. Los padres han perdido la confianza en la Iglesia de que garantice un lugar seguro para los niños. Hemos hecho grandes esfuerzos para cambiar las estructuras y está empezando a dar sus frutos, pero es un problema que puede volver a pasar y no podemos ignorarlo”, señaló Diarmuid Martin.

El cardenal Pietro Parolín, Secretario de Estado de la Santa Sede, reafirmó que la prioridad del papa Francisco son y serán las víctimas.

El cardenal Secretario de Estado afirmó que la Iglesia de Irlanda ha reconocido ya sus faltas, sus errores y sus pecados y ha adoptado medidas capaces de prevenir que se repitan estas atrocidades.

Al celebrar la tradicional audiencia general, el papa pidió oraciones para el vigésimo cuarto viaje de su pontificado.

Jefe de Información
Editora de contenidos web