Amagan productores lecheros con acciones radicales en breve

La falta de capacidad de negociación del secretario de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña, que ha hecho caso omiso a la solicitud de pagar 8:00 pesos el litro de leche, ha derivado en enojo de más de 10 mil productores que aportan su producto a la empresa LICONSA, y a alrededor de 140 mil que la entregan a la industria privada, por la falta de un precio de referencia, señaló Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche.

En varias zonas del país los compradores aprovechan esta coyuntura para pagar precios que oscilan entre 2.00 y 3.00 pesos por litro. “En muchos casos no la compran y en otros la reciben, pero sin el pago respectivo”, lamentó el dirigente, y apuntó que esto ocurre por tratarse de un producto perecedero, y no se cuenta con redes de frío.

Destacó que, en los próximos días, los productores de al menos 15 estados intensificarán acciones de bloqueo y obstrucción de carreteras y caminos de acceso a ciudades y comunidades donde operan plantas de recepción de leche.

Reiteró Álvaro González que “la nula respuesta de la SEDESOL a la demanda de los productores de leche de pagar un precio de recepción de 8.00 pesos por litro, ha generado coraje creciente que obligará a los productores a tomar medidas radicales de protesta.

La revisión del precio de recepción de leche se ha convertido en un problema que afecta a la producción de este alimento todos los años, expresó el dirigente y dijo que normalmente el precio que establece LICONSA sirve como referencia para que la industria de lácteos lo reconozca.

Puntualizó que, a pesar de que no existe un “precio de garantía” (desapareció desde hace más de 25 años) se sigue una costumbre de que la industria se apega al precio que paga la empresa LICONSA, regularmente bajo e incluso insuficiente para recuperar costos de producción y “lo que nunca ha querido reconocer LICONSA ni SEDESOL, es el derecho a tener una utilidad para el productor”.

Jefe de Información