Reclaman 300 trabajadores de Grupo Fuentes despidos injustificados; piden intervención oficial

En una carta abierta dirigida al gobernador, Javier Corral, la Secretaria del Trabajo y Conciliación y Arbitraje, más de 300 empleados de siete empresas pertenecientes al grupo Fuentes pidieron ayuda a las diferentes autoridades debido a que fueron despedidos de forma injustificada por Yamel Fuentes Yanar por una disputa familiar. Denunciaron que el despido se realizó en medio de terrorismo físico y psicológico, pues la señora Yamel Fuentes Yanar les notificó del despido con personas armadas.

Los afectados piden la celeridad debida y trámite legal a las demandas interpuestas por los 300 trabajadores ante la junta local de conciliación y arbitraje, la reinstalación inmediata al trabajo que desempeñábamos dentro de las diversas áreas de las empresas del grupo fuentes y el pago de todas las prestaciones laborales como;  salarios caídos, vacaciones y prima vacacional.

En la carta refieren que son más de 300 trabajadores que fueron despedidos de manera injustificada de las empresas del grupo fuentes (Servigas del Norte s.a. de c.v., Gas Comercial de Juárez s.a. de c.v., Comisionistas de Chihuahua s.a. de c.v., Complejo Industrial Fuentes s.a. de c.v., Centro Administrativo f-siete s.a. de c.v., Refaccionaria Valati s.a. de c.v.),  derivado de una disputa familiar que lleva años por el control de las empresas fundadas por don Eduardo Fuentes Varela.

“Nuestro despido injustificado se realizó en medio de terrorismo físico y psicológico, pues la señora Yamel Fuentes Yanar, al tomar posesión de las empresas lo realizó con personas fuertemente armadas, frente a estas personas con armas de grueso calibre que nos apuntaban, nos notificaban nuestros despidos, por lo que nosotros nos sentimos con una impotencia por no poder hacer nada ni reclamar frente a estos sujetos.

La mayoría de quienes aquí nos manifestamos, tenemos 15, 19, 20 y hasta 30 años de antigüedad, algunos incluso iniciamos nuestra vida laboral al lado de don Eduardo Fuentes Varela, a quien agradecemos públicamente que por muchos años nos permitió llevar un sustento digno a nuestras familias, denuncian en el desplegado.

“Sin embargo, la señora rosa Yamel Fuentes Yanar, sin importar dejar en el desamparo a nuestras familias, nos despidió sin una justificación válida.

Desde el año 2015 a la fecha, 300 empleados no contamos con una forma digna de llevar el sustento a nuestros hijos, además que hemos sido boletinados en otras empresas para no ser contratados.

Actualmente, nuestros compañeros que todavía laboran en el grupo fuentes, fueron obligados a firmar documentación para perder su antigüedad y firman cada tres meses su renuncia para no generar antigüedad, como una política laboral de terrorismo, esto muestra el abuso de la actual administración que encabeza la señora Rosa Yamel fuentes Yanar contra los trabajadores.

Hoy, pedimos al señor gobernador del estado, Javier Corral Jurado, al presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, así como autoridades federales en materia laboral, realizar las investigaciones correspondientes y dar agilidad a la resolución de nuestras demandas laborales interpuestas desde el año 2015 a la fecha, todas derivadas de la ambición desmedida de quien en  este momento administra las empresas.

Creemos que el poder económico y el tráfico de influencias en altas esferas del gobierno con el que cuenta la señora Rosa Yamel Fuentes Yanar, actual administradora del grupo fuentes, quien amedrenta a diestra y siniestra con ser clienta y amiga personal del Consejero Jurídico de Gobierno del Estado, no permite avances en el desahogo de las demandas laborales.

Nosotros como trabajadores somos víctimas de una disputa familiar por el control de las empresas de don Eduardo Fuentes, lamentamos que su hija Rosa Yamel Fuentes Yanar, no entienda que los trabajadores nada tenemos que ver con su pleito familiar.

Por lo cual, demandamos lo siguiente:

1.- la celeridad debida y trámite legal a las demandas interpuestas por los 300 trabajadores ante la junta local de conciliación y arbitraje

2.- reinstalación inmediata al trabajo que desempeñabamos dentro de las diversas áreas de las empresas del grupo fuentes

3.- el pago de todas las prestaciones laborales como;  salarios caídos, vacaciones y prima vacacional, así como aguinaldo proporcional  del año 2015 a la fecha, mientras tenga vigencia las presentes demandas laborales.

A más de dos años, que buscamos que se nos haga justicia en la junta local de conciliación y arbitraje, hoy, hemos decidido alzar la voz y pedir públicamente a las autoridades estatales y federales nos volteen a ver.

Además, por este medio solicitamos audiencia inmediata con las autoridades a las que nos dirigimos, para que nos escuchen y den una solución correcta y legal a nuestras demandas, las cuales, no buscan más que el que se haga justicia y cesen los atropellos a nuestros derechos laborales y civiles, finaliza la carta que fue enviada a los diferentes medios de comunicación así como a las autoridades antes mencionadas.

 

Jefe de Información