Alzan la voz ante Centro de Atención a Víctimas

Malos tratos, omisiones, errores en la operación e indolencia por parte de las autoridades, son algunas de las razones que motivaron a familiares de personas desaparecidas, secuestradas y asesinadas a protestar hace dos meses ante la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. Pero hasta hoy, las cosas no han cambiado.

Es por eso que este miércoles madres de desaparecidos provenientes de Michoacán, Guerrero y Tamaulipas, entre otros estados, acudirán de nueva cuenta a las oficinas de la dependencia encabezada por Jaime Rochín con la misma demanda: ser escuchados.

Uno de los mayores problemas a los que se han enfrentado es que al interior de la Comisión se han perdido sus expedientes o algunas de las facturas que presentan como parte de sus comprobaciones de gastos, lo que les ha generado adeudos que en realidad no tienen y esto frena la entrega de recursos para que continúen con sus búsquedas y diligencias judiciales.

Así lo explica Margarita López, madre de la joven Yahaira originaria de Michoacán, quien fue asesinada en Oaxaca en abril de 2011 cuando tenía 19 años.

“Nos hacen firmar documentos en blanco. Ellos nos dicen que se van a encargar de llenar los documentos para que nosotros ya no tengamos que llenarlos. No nos quieren mostrar nuestros expedientes, el compromiso con Roberto Campa fue les iba a hacer una auditoría que hasta el momento no les han hecho”.

Jefe de Información