Macron pide a China mayor apertura comercial

El presidente Emmanuel Macron ofreció este martes abrir Francia a la inversión china a cambio de un mayor acceso a los mercados emergentes del gigante asiático, al tiempo que advirtió durante unas conversaciones en Pekín que los desequilibrios comerciales existentes podrían conducir al proteccionismo.

Pero a pesar de estar acompañado de algunas de las más importantes figuras del ámbito empresarial francés, incluidos altos ejecutivos de Airbus, BNP Paribas, AccorHotels, EDF y LVMH, no hubo anuncios inmediatos de megaacuerdos y solo se firmaron contratos o compromisos más pequeños.

BNP Paribas estaba listo para anunciar planes para una empresa conjunta de crédito al consumidor, dijo un funcionario, que agregó que el grupo nuclear francés Areva “nunca estuvo tan cerca” de firmar un contrato para construir una planta de reprocesamiento en China.

“Tenemos acceso a mercados desequilibrados e insatisfactorios”, dijo Macron a miembros de la comunidad empresarial francesa y china en Pekín. “Si no lidiamos con esto de manera responsable, la primera reacción natural será cerrarnos a ambos lados”.

En su corto tiempo en el cargo, Macron, de 40 años, ha logrado impulsar reformas en el mercado laboral de Francia y ha provocado un aumento constante en la confianza empresarial y de los consumidores. Además, las previsiones de crecimiento para 2018 han sido actualizadas.

A falta de un liderazgo de Alemania o Reino Unido, con la canciller Angela Merkel empantanada en las negociaciones para formar una coalición de gobierno y con la primera ministra Theresa May abrumada por el Brexit, Macron se ha convertido en la voz más fuerte de Europa.

El viaje a China busca precisamente transmitir ese mensaje regional y Macron no ha tenido reparos en promoverlo, al declarar después de su llegada que “Europa ha vuelto” y anunciar que visitará China cada año de su quinquenio presidencial.

Jefe de Información