“Mi hija no es un monstruo”

El padre de Nahir Galarza, la joven de 19 años que confesó haber matado de dos balazos a su ex novio Fernando Pastorizzo en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, habló hoy ante varios medios y aseguró que no justifica lo que hizo su hija, pero que habría razones de ese desenlace fatal.

“Mi hija no es un monstruo, lo digo porque es una chica que no tiene el perfil de ser nada de lo que se cree, ni siquiera fuma, nunca tuvo problemas de adicción. Fue educada dentro de lo mejor que se le puede dar. Hace mucho tiempo se habían peleado con el novio. No quiero justificarla, para nada, pero hace tiempo la llevamos a hacer exámenes y tenía la entrepierna lastimada y estaba golpeada. Ella entrenaba, y el chico del gimnasio le preguntaba qué pasó y ella decía que se había caído de la escalera”, explicó Marcelo Galarza quien es policía y dueño del arma homicida que habría sido sustraída por la joven.
El viernes por la noche, Nahir se presentó ante la Policía acompañada por su padre y su abogado Víctor Rebossio para revelar su participación en el homicidio del chico de 21 años hallado muerto ese mismo día. La joven declaró ante el fiscal Lisandro Beherán y hoy se encuentra internada en el área de psiquiatría de un hospital de Gualeguaychú.

Jefe de Información