Trump sufre derrota en Alabama entre denuncias por acoso sexual

El presidente Donald Trump sufrió una grave derrota en Alabama, su candidato al Senado federal acusado de pedofilia perdió una elección con implicaciones nacionales enormes, mientras que el movimiento de denuncia de hostigamiento sexual contra hombres poderosos llegó a las puertas de la Casa Blanca.

Trump apostó todo, contra los deseos de la cúpula de su propio partido, al apoyar al republicano ultraderechista Roy Moore, acusado de hostigamiento sexual por nueve mujeres, muchas de ellas adolescentes cuando fueron agredidas por el autoproclamado defensor de valores cristianos.

Moore y su promotor Trump, quien ha sido acusado públicamente por más de 17 mujeres de hostigamiento sexual, han reiterado que todas las mujeres que se han atrevido a denunciarlos por sus comportamientos sexuales son mentirosas.

Pero el movimiento de denuncias de mujeres por hostigamiento sexual que algunos bautizan como #MeToo (yo también) y que esta derrumbando a hombres poderosos por todo el país aparentemente logró nutrir la oposición a Moore y ahora está tocando las puertas de la Casa Blanca.

Con ello, Doug Jones hoy hizo historia al lograr algo que hasta hace muy poco se consideraba imposible: un demócrata será enviado por Alabama al Senado por primera vez en más de dos décadasY aunque Trump felicitó al demócrata, Moore se negó a aceptar su derrota.

La contienda en Alabama tiene implicaciones nacionales por varias razones: la derrota republicana reduce el margen ya de por sí cerrado del control republicano de la cámara alta a sólo 51 contra 49; el resultado no solo representa una derrota para Trump sino que dificultará la promoción de su agenda; finalmente, está contienda es percibida como indicador para las elecciones legislativas intermedias de 2018, nutriendo la posibilidad de que los demócratas recuperen la mayoría en en Senado.