Este lunes, las autoridades indonesias ordenaron la evacuación masiva de los residentes en la zona de peligro ampliada alrededor de un volcán activo en Bali, donde una erupción obligó a cerrar el aeropuerto internacional de la isla y dejó varados a decenas de miles de viajeros.
El Monte Agung ha estado arrojando nubes de cenizas blancas y grises a unos 3 mil metros de altura desde el fin de semana.

Jefe de Información