Se desliga Trump de ex jefe de campaña por conspiración contra EU

Paul Manafort, exjefe de campaña del ahora presidente Donald Trump, y su exsocio Rick Gates se enfrentan al cargo de “conspiración contra Estados Unidos”, entre otros, en la investigación de la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, según el escrito de acusación divulgado este lunes.

Los 12 cargos contra ambos, que se entregaron hoy al Buró Federal de Investigaciones (FBI), fueron aprobados por un gran jurado federal en Washington el pasado viernes.

Estos son los primeros cargos dentro de la investigación encabezada por el fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones del año pasado en Estados Unidos y los posibles contactos entre Moscú y el equipo de Trump.

El escrito de acusación hecho público hoy detalla que los cargos contra Manafort y Gates incluyen “conspiración contra Estados Unidos” y “conspiración para lavar dinero”, así como realizar “declaraciones falsas y engañosas” y no presentar información financiera y de cuentas bancarias en el extranjero.

A primera hora del día se vio a Manafort abandonar su casa a las afueras de Washington y poco después las cámaras captaban su llegada a la sede del FBI.

Según los medios estadounidenses, Gates también se entregó hoy a las autoridades.

Manafort, exjefe de campaña de Trump, estaba desde hace tiempo en la mira de las autoridades y el pasado julio el FBI efectuó una redada en su casa.

Antes de dirigir la campaña electoral de Trump durante unos meses, Manafort trabajó para un multimillonario con el fin de beneficiar al Gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, y también hizo negocios irregulares con prorrusos en Ucrania, según los investigadores.