Corea del Sur, EE.UU. y Japón inician ejercicios contra la amenaza de los misiles de Corea del Norte

Seúl, Washington y Tokio están llevando a cabo una serie de ejercicios militares marítimos frente a las costas de Corea del Sur y Japón. El objetivo de las maniobras trilaterales es detectar un posible lanzamiento de misiles balísticos por parte de Pionyang, así como su posterior rastreo, ha informado la agencia surcoreana Yonhap citando al Estado Mayor Conjunto nacional.

En las maniobras –que durarán dos días– están participando en total cuatro buques de guerra: dos destructores de misiles guiados estadounidenses; el Kirishima, de la Fuerza de Autodefensa de Japón, y otro surcoreano de clase Sejong el Grande. Todos ellos están equipados con el sistema de combate Aegis, diseñado por Lockheed Martin para seguir y destruir objetivos enemigos.

Sin embargo, las maniobras no incluyen la interceptación y destrucción de los misiles norcoreanos: no se disparará ningún proyectil real, aseguran los militares surcoreanos. En vez de ello, los buques movilizados detectarán y rastrearán juntos el lanzamiento de un misil simulado por ordenador para luego compartir la información recabada.

Las maniobras en curso tienen lugar en el marco de la preparación por parte de Seúl, Washington y Tokio contra la creciente amenaza nuclear y misilística de Corea del Norte, según ha precisado el Estado Mayor Conjunto surcoreano. Además, se celebran en virtud del acuerdo alcanzado durante la 48.ª Reunión Consultiva de Seguridad entre Corea del Sur y EE.UU., la cual se celebró en octubre de 2016.

Las presentes maniobras tienen lugar apenas cuatro días después de que unas 40 naves de EE.UU. y Corea del Sur  —entre ellas el portaaviones nuclear USS Ronald Reagan— participaran en otro simulacro iniciado el pasado 16 de octubre.