Urge Profepa apoyo de Gendarmería en la sierra

El delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), Gustavo Rubio Hernández, señaló que la dependencia ha solicitado la presencia de por lo menos 20 elementos de la Gendarmería Nacional para poder desarrollar los diversos operativos relativos a las denuncias de explotación ilegal de recursos madereros en la región serrana, particularmente en los municipios de Bocoyna y Guadalupe y Calvo.

Rubio Hernández refirió que la Profepa despliega operativos de revisión en diversas regiones derivados de denuncias y quejas por la explotación irregular de los recursos forestales, sobre todo en la zona de San Juanito, Bocoyna, y de Guadalupe y Calvo, en compañía de otras dependencias encargadas del cuidado del medio ambiente y de elementos de seguridad tanto estatales como federales.

“En Guadalupe y Calvo nos toman estos operativos dos días llegar al sitio, estos sitios son predios muy extensos de cientos de hectáreas, les hemos hecho auditorías a aquellos que sí están regularizados para poder determinar daños o si la tala que realizan es conforme a sus programas de manejo. En el caso que es un poco mas cercano, que es el caso de Bocoyna, también hemos llevado a cabo cuando menos cuatro operativos y hemos tenido buenos resultados”

Gracias a estos operativos se ha logrado la detección de movimientos ilegales de madera, y se han asegurado documentos dentro de diversos negocios dedicados a la transformación de madera que no pudieron comprobar la procedencia legítima de este recurso, el cual, en muchas ocasiones, es producto de la tala clandestina, desarrollada por personas vinculadas al crimen organizado.

“La tala clandestina hemos podido constatar que es una consecuencia, más que una acción específica, es una consecuencia, desgraciadamente en los temas ambientales generalmente suelen ser la consecuencia de otras acciones que son el principal forma de llevar a cabo su delicitvidad”.

En este sentido, el delegado detalló que, si bien muchas de las denuncias que se reciben en la Profepa se quedan en sanciones administrativas, durante lo que va del año se han generado 10 denuncia de tipo penal que se trasladaron directamente a la Procuraduría General de la República (PGR).

Abundó que si bien cuentan con el respaldo de de cuerpos de seguridad; el involucramiento del crimen organizado ha generado la necesidad de que elementos de la Gendarmería, perteneciente a la Policía Federal, acompañen los operativos para garantizar la seguridad de los denunciantes y el personal encargado de desarrollarlos.