Padres piensan que la dueña del Rébsamen se dio a la fuga

Los padres de los alumnos del colegio Enrique Rébsamen aseguraron que el miércoles pasado mantuvieron la última comunicación con la dueña de dicha escuela, Mónica García Villegas.

Desde entonces “no aparece, no nos da el rostro y pensamos que ya se dio a la fuga”, advierten los padres.

Dicha comunicación fue a través de un mensaje de WhatsApp, en el que García Villegas se disculpaba con ellos por el “malentendido” del pago de las colegiaturas, el cual se había dicho en un comunicado que tenía que hacerse con puntualidad y que no otorgaría ni descuentos ni prórrogas.

“Hola Soy Miss Mónica, entiendo que tengan muchas dudas, de hecho, un porcentaje muy pequeño de niños ha regresado a la escuela en la Ciudad de México y estados afectados y eso desconcierta a todos. Salúdenme a los niños!!!”, dijo en el mensaje que circuló en un chat que ella tiene con padres de familia.

Aclaró, sin embargo, que el pago de las colegiaturas no era la prioridad, por lo que pidió primero atender la salud física y psicológica de los menores que sobrevivieron al derrumbe de la escuela.

“Ahora con respecto a los pagos no se angustien, no es prioridad, lo más importante es que atiendan el bienestar físico y mental de los niños, repito, no hay necesidad de hacer ningún pago en este momento. Atte: Mónica García”, escribió la maestra.

Desde el lunes de la semana pasada comenzaron a revelarse una serie de irregularidades en torno al colegio Enrique Rébsamen, entre ellos la falsificación de documentos que se presentaron ante las autoridades para poder operar la escuela y sortear una serie de revisiones administrativas.

Como lo dio a conocer El Financiero el lunes, en noviembre de 2016 se descubrió que los dueños del Rébsamen falsificaron la constancia de acreditación de uso de suelo por derechos adquiridos, según consta en el expediente que inició el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA).

Dicho expediente revela que la constancia que presentaron los dueños del colegio están registrados ante la Secretaría de Desarrollo Social (Seduvi) con el número CDA-1659-93, con folio 16112 y fechado el 7 de septiembre de 1993.

Sin embargo, éstos no pertenecen al Colegio Enrique Rébsamen, sino a una humilde vivienda ubicada en la calle Eliseo Canales (antes Calle 4) S/N, manzana 102, Lote 845-D, en la colonia Santa Martha Acatitla, delegación Iztapalapa.

Los padres aseguraron este domingo que esa y otras irregularidades detectadas, así como el inicio de diversas carpetas de investigación en contra de Mónica García Villegas son los motivos por lo que la miss, dueña del colegio ya no dio la cara.

Incluso, al menos veinte padres aseguran que ya no tuvieron tiempo de hablar con ella para exigir la devolución de más de 100 mil pesos a cada uno, dinero que habían pagado por adelantado, correspondiente a colegiaturas, materias extra curriculares y uniformes, entre otros conceptos.

Aseguraron que ante el anuncio del cierre definitivo de la escuela ahora no saben a quién reclamar ese dinero que en conjunto supera los dos millones de pesos, pero que podría ser un monto mucho mayor, pues no se tiene aún un censo completo.

“Se solía hacer el pago por adelantado, porque en la anualidad completa había descuentos importantes que podían ser de hasta el 50 por ciento”, dijo a este diario uno de los padres afectados.