Promueven la figura del ‘observador electoral’

Durante el “Seminario Permanente en Estudios Electorales”, la jefa de departamento adscrita a Coordinación de Análisis Técnico Jurídico y Prospectiva de la FEPADE,  Ana Patricia Gaytán Tapia, invitó a los asistentes a promover la figura de ‘observadores electorales’.

Informó que los ciudadanos interesados en participar como observadores electorales en la elección del 2018 tienen hasta el 31 de mayo del próximo año para presentar su solicitud ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

La funcionaria de la FEPADE impartió una serie de conferencias relacionadas con el tema de observación electoral, dentro del seminario peramente que organizan aquí la UACH en conjunto con la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) de la Procuraduría General de la República (PGR).

Gaytán Tapia dio a conocer que el INE abrió el periodo de registro de observadores electorales el pasado 8 de septiembre y detalló que todos los interesados deberán cumplir con una serie de requisitos, entre los que destacó ser ciudadanos mexicanos en pleno goce de sus derechos civiles y políticos.

Agregó que aquellos que consigan el registro podrán observar las elecciones federales, en especial la jornada electoral, que se realizará el 1 de julio de 2018 en todo el país para elegir al nuevo presidente de la república, a diputados federales y senadores.

En su exposición Ana Patricia Gaytán explicó que la figura de observación electoral apareció en México en 1993, pero fue en 1994 cuando formalmente se determina qué es un observador electoral y cuáles son las facultades y obligaciones que debe de cumplir dentro de la ley electoral mexicana.

Recordó que la elección de 1994 registró el mayor número de observadores con más de 251 agrupaciones de observación electoral que inscribieron a cerca de 40 mil ciudadanos como observadores electorales.

Comentó que después de este año el número de registros de la figura de observadores electorales fue disminuyendo, según dijo, “porque los ciudadanos tenían confianza en el IFE y su consejo general encabezado por José Woldenberg Karakowsky”.

“Sin embargo después caímos en un estado de desconfianza porque se creía que la figura no era necesaria, ni importante. Los observadores o mirones son de palo. No le daban la importancia y el valor que realmente tiene esta figura ciudadana”, dijo.

Añadió que fue en la elección del 2006, cuando hubo mucha desconfianza ciudadana en los resultados electorales, de nueva cuenta sube el número de observadores ciudadanos, aunque no al nivel de 1994, pues apenas llegó a 19 mil 780 observadores pertenecientes a 230 agrupaciones o asociaciones civiles.

El dato más reciente de participación ciudadana en la observación electoral es de la pasada elección en la que participaron 25 mil 157 personas registradas por 142 organizaciones civiles.

“Afortunadamente ha vuelto a resurgir el interés por la actividad cívica, porque los ciudadanos quieren saber cómo se están gastando los recursos de los presupuestos millonarios que se designan para una elección”, expresó.

En cuanto a los visitantes extranjeros detalló que el INE ya aprobó también las bases y criterios generales para la invitación, atención e información de los visitantes extranjeros interesados en presenciar el desarrollo del proceso electoral 2017-2018, así como los formularios, requisitos y procedimientos de envío que se deberán cumplir.

 El “Seminario Permanente en Estudios Electorales” se lleva a cabo en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UACH y va dirigido a la comunidad universitaria, docentes y público en general. Tiene como objetivo el estudio del sistema electoral mexicano, así como su vinculación con los medios de comunicación, partidos políticos y los ciudadanos.