Hay “mal intencionada opacidad” en propuesta de refinanciar deuda

La coordinadora de las diputadas del PRI, Isela Torres, informó que al inicio del año se le aprobó al gobierno estatal una bursatilización de 5 mil 800 millones de pesos y ahora se solicita un refinanciamiento de 20 mil 400 millones de pesos.

Denunció modificación del dictamen en “mal intencionada opacidad”, al destacar que las tasas de interés en las que se basa son de mayo y al mes de julio ya hubo una alza según datos de Banxico además de que el Estado confirmó reducción de calificación de deuda que de A es B, “entonces las calificaciones tienen mucho que ver en las tasas de interés con la que pueden contratar los entes”, acotó.

Indicó que el PRI emite voto razonado en contra de la propuesta al señalar que se establece que obligaciones de operaciones de restructura o refinanciamiento, garantías o mecanismos de respaldo serán constitutivas de deuda pública e inscribirse en el registro central de deuda pública de la SHCP

“En el arranque de su gobierno se le autorizó una bursatilización por mil 800 millones de pesos para solventar el trimestre del 2016, luego en la ley de ingresos otra por 4 mil millones de pesos en el paquete económico del 2017”, acotó al destacar que se carece de un plan de riesgo a las variaciones de tasas de interés, plazos o perfiles de las a amortizaciones y discrecionalidad sin autorización del Congreso.