Norcorea vuelve a desafiar a EU

Corea del Norte desafió ayer nuevamente a Estados Unidos con el lanzamiento de un misil que sobrevoló la isla japonesa de Hokkaido y cayó en aguas del océano Pacífico.

El ejército surcoreano informó de que el proyectil recorrió unos 3.700 kilómetros antes de precipitarse a las aguas, una distancia suficiente para alcanzar la isla de Guam.

Horas más tarde, Pyongyang alertó de una respuesta “más intensa” hacia Estados Unidos si no cesa sus hostilidades, en un artículo publicado en el periódico estatal Rodong Sinmun.

“Si Estados Unidos no escucha nuestro consejo y continúa como hasta ahora, nuestra respuesta de auto-defensa será más intensa”, indicó el texto, en el que se acusa al país norteamericano de orquestar una “conspiración” contra Pyongyang y de intentar “manipular” las resoluciones sancionadoras de la comunidad internacional.

El régimen norcoreano aseguró que ha puesto a todo el territorio estadounidense “en el campo de batalla con las pruebas exitosas de dos misiles balísticos intercontinentales”, ejecutadas en julio, y dijo que EU ve “claramente” cómo su nación “puede tornarse en una chimenea con disparos infernales en cualquier lugar”.