Irma provoca alarma de último minuto en Cuba

MORÓN (Ciego de Ávila), Cuba.- El sube y baja en la trayectoria del huracán Irma mantiene en vilo a Cuba, cuyo gobierno decretó una alerta generalizada para todo el país por el paso del fenómeno atmosférico, que se mueve lentamente por las aguas del norte del país.

El Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, organismo a cargo de la emergencia meteorológica, emitió un comunicado en el cual alerta de que Irma se acercará más a tierra.

Esa conducta provocará que los vientos huracanados se sientan con más fuerza en la costa norte-central del país, y que los vientos de tormenta tropical, así como el fuerte oleaje, podrían afectar a La Habana y otras provincias occidentales, lo cual no estaba previsto en los modelos meteorológicos.

“Teniendo en cuenta que es inminente su impacto sobre nuestro territorio, se decidió establecer la Fase de Alarma para las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus, Cienfuegos y Matanzas, la Fase de Alerta para Mayabeque, La Habana y Artemisa y la Fase Informativa para Pinar del Río, a partir de las 10:00 horas. El resto de las provincias continúan en Fase de Alarma. El municipio Especial de la Isla de la Juventud debe mantenerse atento a las informaciones que se están emitiendo”, dice la declaración.

El Instituto de Meteorología de Cuba emitió un reporte a las 12:00 del mediodía en el cual notificó que Irma ha incrementado seriamente su peligro para la costa norte cubana.

“El desplazamiento del intenso huracán Irma por los mares al norte de la región oriental de Cuba ha generado vientos con fuerza de tormenta tropical entre 60 y 85 kilómetros por hora, principalmente en zonas de la costa norte e inundaciones costeras en zonas bajas desde Gibara hasta Baracoa, con una altura de las olas entre 4.0 y 7.0 metros. La estación meteorológica de Guaro, provincia de Holguín, registra vientos sostenidos de 60 kilómetros por hora, con una racha de 90 kilómetros por hora. La estación de Punta de Maisí, Guantánamo reportó 94 kilómetros por hora en rachas del suroeste”, dice el parte oficial.

“Las bandas de alimentación de Irma influyen sobre la región oriental con lluvias fuertes y localmente intensas. La estación meteorológica de Palenque de Yateras, Guantánamo registró un acumulado de 116.5 mm en 24 horas”, agrega.

“Al mediodía de hoy el centro del intenso huracán Irma fue estimado por la red de radares del Instituto de Meteorología, en los 21.9 grados de latitud Norte y los 75.3 grados de longitud Oeste, posición que lo sitúa a unos 190 kilómetros al este nordeste de Nuevitas, Camagüey, y a unos 300 kilómetros al este sudeste de Cayo Coco, Ciego de Ávila. El huracán Irma mantiene sus vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora, con rachas superiores y una presión mínima de 927 hectoPascal, por lo que se mantiene como un intenso huracán categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco”, indica el organismo cubano.

“Irma se mueve con un rumbo entre el oeste y oeste noroeste, disminuyendo su velocidad de traslación a 22 kilómetros por hora. A medida que Irma mantenga su movimiento entre el oeste y el oeste noroeste por los mares al norte de las provincias orientales, continuará incrementándose la intensidad del viento con fuerza de tormenta tropical en la región oriental con velocidades sostenidas entre 60 y 85 kilómetros por hora, que alcanzarán fuerza de huracán en la costa norte central desde Camagüey hasta Villa Clara, del orden de 120 kilómetros por hora, con rachas superiores”, añade.

“Se mantendrán las fuertes marejadas con inundaciones costeras en el litoral norte oriental, que se extenderán a la región central donde llegarán a ser fuertes desde el final de la tarde pudiendo alcanzar la altura de las olas entre 6.0 y 9.0 metros. En el tramo de Cabo Cruz a Punta Maisí continuarán las marejadas con altura de las olas entre 2.0 y 3.0 metros”, concluye.

El meteorólogo José Rubiera, una institución en Cuba, dijo a la televisión nacional que Irma se ha acercado, que parte de su centro pasará sobre el sistema de cayos del centro-norte del país, y se registrarán vientos huracanados en las provincias de Camagüey, Ciego de Ávila y Villa Clara.

Explicó que un sistema de alta presión ha causado en efecto zig-zag en la trayectoria y que La Habana sentirá los efectos más de lo previsto, sobre todo por el efecto del oleaje.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos colocó a la franja que va desde Guantánamo a Matanzas en aviso de huracán y a La Habana en vigilancia de tormenta tropical.

Se espera que Irma afecte las provincias centrales a partir de esta noche, cuando hará un leve giro al sur, para luego moverse drásticamente al norte y enfilar hacia la Florida.

La zona oriental comenzó a reportar los primeros efectos por el paso de Irma.

El pueblo costero de Gibara, en Holguín, se reportaron los primeros daños causados por el huracán, donde olas entre cuatro y ocho metros afectaron severamente el área del malecón y lanzado piedras sobre las vías.

Allí se registró una alta tasa de refugiados, con 43,610 personas localizadas en zonas seguras, más de la mitad de la población del pueblo.

“El agua del mar había penetrado en el área de la piscina y el hospital, este último había sido evacuado previamente”, publicó el diario oficial Granma.

“Al cierre de esta nota ya se notificaban 15 viviendas afectadas, había reportes de penetraciones del mar de más de 50 metros y no se tenía comunicación por vía terrestre”, añadió la publicación.

Los efectos del huracán Irma comenzaron a sentirse en la faja nororiental de Cuba desde esta madrugada, donde las condiciones del clima comenzaron a deteriorarse poco a poco con vientos, lluvia y fuertes marejadas.

Desde la noche del jueves comenzaron a reportarse un incremento en la fuerza de los vientos en las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba y Holguín, las primeras en recibir los efectos de Irma.

En la medida que el ojo del fenómeno atmosférico fue pasando al norte de la isla desde las 5:00 a.m. de hoy, se comenzó a sentir el rugir del viento y las marejadas comenzaron a aumentar.

En la zona de Morón, en la costa norte de Ciego de Ávila, la brisa era notable al mediodía y los ciudadanos hacían preparativos de última hora para recibir a un huracán que, si bien su ojo no se espera que toque tierra en la isla grande, sí se espera provoque serios daños en la zona turística de Los Cayos, donde ubica el corazón de la actividad hotelera del área central de Cuba, porque el ojo pasará muy cerca e incluso podría tocarlos, según las proyecciones.

“Si esto sigue como va, los Cayos van a acabar en Florida”, dijo a El Nuevo Día el empleado de un hotel mientras miraba la ruta del huracán.

Se proyecta que la zona norte de Ciego de Ávila, donde ubica Morón, sea la más castigada, pues es el punto más cercano por donde pasará el huracán.

Unos 48,000 turistas que vacacionaban en la región fueron evacuados y los autobuses repletos de ellos se movían a toda velocidad en dirección a La Habana para buscar resguardo o tomar los vuelos que quedan disponibles, pues la mayoría de los viajes desde provincia fueron cancelados y pocas aerolíneas mantendrían su operación desde el aeropuerto capitalino José Martí.

La mayor preocupación del gobierno cubano está en el tiempo que el huracán estará sobre la zona, pues se espera un giro al norte, pero no se sabe a ciencia exacta cuándo ocurrirá, lo que podría mantener a Irma pululando por las aguas del norte de Cuba hasta por 48 horas.

“El mayor peligro está en cuánto tiempo el huracán tardará ese giro al norte, porque de eso dependerá cómo nos afecte toda esa masa de viento y agua”, dijo el general Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

“No se conoce cuándo va surgir el giro al norte, ese periodo será de mucha incertidumbre y traerá efectos de una manera mucho más prolongada, incluso, acercar más el sistema al occidente del país”, dijo el meteorólogo Elier Pila.