El Paso, EU.- Cerca de 40 mil personas asistieron al concierto que ofreció Guns N’ Roses ayer miércoles por la noche en El Paso, en el Sun Bowl.

El grupo angelino deleitó a los fanáticos por más de  tres horas, un concierto magistral en el que las 40 mil almas se unieron a cantar los éxitos de la famosa agrupación. Axel el vocalista, de la emoción al ver la entrega de los asistentes aventó su micrófono y Slalh, hizo lo propio y se paró de manos de la emoción.

Cientos de Chihuahuenses asistieron al concierto, dónde cantaron a todo pulmón los éxitos de Guns, no pararon de bailar y las seis horas de camino valieron ampliamente la pena ya que la agrupación se entregó a unos fanáticos que les demostraron en todo momento su admiración.

Un espectacular escenario enmarcó los movimientos de la banda, todos se movían de un lugar a otro, Axel emprendía unas largas carreras por todo el escenario, los músico se lucieron con sus habilidades musicales.

Un concierto largo, no lo sintieron así porque los asistentes les demostraron a Guns que querían más de ellos, no se hicieron del rogar y volvieron al escenario para cerrar el concierto con “Paradise City”, fuegos artificiales, la euforia al máximo, un estadio a reventar y una lluvia de papeles multicolores fue la despedida de uno de los grupos más queridos, sin duda en El Paso, Texas y sus alrededores.

Esta presentación fue la penúltima plaza de la gira del grupo musical de su gira 2017, Les falta por visitar San Antonio, Texas, Cleveland, Nueva York, entre otras.

Jefe de Información