México no necesita de un mesías que revierta logros Ochoa Reza

El priismo demuestra que el país no necesita de un supuesto salvador mesiánico que dé reversa a los cambios que los mexicanos ya han logrado, sostuvo el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa Reza.

Reiteró que por el contrario, los priistas están demostrando que México avanza cuando gobierna el PRI y que gracias a este instituto político el país está en la ruta de una transformación que beneficia a todas las familias mexicanas.

Ochoa Reza encabezó en Toluca la CVIII Sesión Extraordinaria del Consejo Político Estatal del PRI del Estado de México, donde tomó protesta a Ernesto Nemer Álvarez y Brenda María Alvarado Sánchez como presidente y secretaria general sustitutos de la dirigencia priista.

“Con distintos indicadores sociales que señalan que vamos avanzando en la dirección correcta, estamos demostrando que el país no necesita de un supuesto salvador mesiánico que dé reversa a los cambios que México ya ha logrado”, reiteró.

“Estamos demostrando que México avanza cuando gobierna el PRI. Que gracias a nuestro partido el país está en la ruta de una transformación que beneficia a todas las familias mexicanas.

“Todo esto gracias a la visión y al talento de un priista mexiquense que es un ejemplo para todos nosotros: el primer priista de todo el país, el presidente de todos los mexicanos, Enrique Peña Nieto”, puntualizó.

En compañía de integrantes del Comité Ejecutivo Nacional; del gobernador del Estado de México en funciones, Eruviel Ávila Villegas; del electo, Alfredo Del Mazo Maza, y del delegado del CEN en la entidad, Ismael Hernández Deras, Ochoa Reza sostuvo que el triunfo en la elección del 4 de junio en el Estado de México fue una victoria para el priismo de todo el país.

“Está elección no fue un triunfo solamente para nuestro candidato y hoy gobernador electo Alfredo del Mazo, fue un triunfo de la militancia priista en el Estado de México, pero para el beneficio de la militancia priista de todo el país”, expuso.

“El estado de ánimo del priismo es otro, a partir de la clara y contundente victoria del priismo mexiquense en la elección del 4 de junio de 2017; nuestro reconocimiento al priismo mexiquense”, remarcó el dirigente.

Aseguró que el reconocimiento político al triunfo de Alfredo Del Mazo Maza se puede medir a través de distintos indicadores económicos, tal como el peso mexicano que ha alcanzado los niveles de mayor fortaleza con respecto al dólar desde 2016.

La Bolsa Mexicana de Valores ha tenido 11 récords históricos, calificadoras internacionales han mejorado su valoración sobre la economía mexicana y la inversión extranjera directa, las exportaciones y la actividad turística han alcanzado un nivel récord.

Por su parte, Del Mazo Maza indicó que el PRI habrá de continuar su marcha hacia el futuro; tendrá la tarea de construir un instituto político capaz, abierto, incluyente, transparente y cercano a la ciudadanía. “Ganaremos en 2018, con un trabajo de resultados”.