Una joven marroquí con problemas mentales sufrió un intento de violación dentro de un autobús público en la ciudad de Casablanca, ante la pasividad del chofer y de los pasajeros, denunció hoy la ONG marroquí No toques a mi hijo.

La agresión, sucedida hace unos tres meses, según la policía, se dio a conocer en las últimas horas en un video de apenas un minuto, de gran crudeza, en el que se aprecia cómo un grupo de cuatro jóvenes desnudan a la muchacha dentro de un autobús, la manosean y tratan de violarla entre risas a plena luz del día.

El autobús continúa su camino mientras los agresores celebran entre risas los hechos; finalmente los gritos de la joven son tan agudos que la dejan marchar.

La ONG, especializada en los casos de pederastia y agresión sexual, emitió un comunicado en el que expresa su estupefacción no solo por “el comportamiento bárbaro de los adolescentes” sino “por la reacción pasiva del conductor y del resto de los pasajeros”, que pudieron haber frenado el vehículo o conducido a un puesto de policía.

Jefe de Información