Expulsión de César Duarte, en manos de los Estados Unidos

“El exgobernador César Duarte mantiene un acercamiento con los exfuncionarios detenidos a través de sus abogados, ya que el despacho que maneja su defensa también está con los reclusos, a quienes ha convencido de que está planteando una defensa conjunta, pero sólo se protege a él mismo”, aseguró el fiscal estatal César Augusto Peniche Espejel.
El titular estatal del Ministerio Público dijo tajantemente que los exfuncionarios recluidos no están cooperando con la investigación contra el exgobernador, por la promesa de una defensa conjunta.
En entrevista exclusiva con El Heraldo de Chihuahua, Peniche Espejel abordó los procedimientos que el exgobernador Duarte Jáquez está generando en Estados Unidos para no enfrentar la justicia en México y los que realizó todavía durante su ejercicio como mandatario ya que buscaron justificar todos los robos y actos de corrupción cometidos en los últimos seis años.

“Lo que hemos podido verificar o constatar con el dicho de varias personas es que, durante el tiempo que impulsaron las impugnaciones en contra del resultado electoral, ellos aprovecharon para tratar de simular actos jurídicos y justificar las erogaciones en contra del presupuesto del estado”, reveló Peniche Espejel.
“Los procesos de impugnación que se promovieron desde el Comité Directivo Estatal del PRI fueron sólo para permitir que no avanzara el acercamiento en cuanto al proceso de entrega-recepción, para que así pudieran cubrir las huellas de la corrupción que permeó durante los seis años del gobierno de César Duarte”.

El fiscal estatal aseguró que fue la principal actividad desde el gobierno que se desarrolló durante el periodo de impugnaciones, tratar de cubrir y formalizar todo lo que habían robado.

A pesar de eso, fue tanto lo que hicieron en perjuicio de las arcas públicas que no les dio el tiempo suficiente para cubrirse, y tampoco lo hicieron bien, es por ello, dijo el fiscal, que no es tan difícil comprobar los movimientos de corrupción.

Lo que sí es un reto, aceptó, es descubrir la estrategia utilizada además que no se descarta la desaparición de documentación valiosa para descubrir más ilícitos, “pero es parte de lo que esperábamos encontrar, no resulta nuevo”.

Lo que sí resultó diferente, señaló, es que esperaban una cantidad de actos de corrupción y se encontraron con muchos más, “no acabamos de sorprendernos de la cantidad de actos ilícitos que realizaron”.

*Usará exgobernador todos los recursos, pero deberá enfrentar la justicia en México

Algo de lo que las autoridades estatales están seguras, es que el exgobernador César Duarte Jáquez utilizará cuanto recurso disponible a su alcance tenga para evadir la acción de la justicia en México, pero, hay convencimiento de que tendrá que presentarse ante un juez en Chihuahua y uno federal, para responder por los delitos que se le imputan.

Así lo dijo el fiscal César Peniche Espejel, al señalar que conocen los trámites migratorios que promovió el exgobernador, como es la solicitud de residencia porque sus hijos son ciudadanos estadounidenses y piden la reunión del núcleo familiar, también el trámite de la visa de empresario e incluso pudiera solicitar asilo político.

“Estamos conscientes de que en el aspecto migratorio va ejercer cuanta cantidad de recursos tenga a su alcance”, reconoció el fiscal general.

Algo que ven como positivo es que la Fepade libró una orden de aprehensión en contra de César Duarte, “es buena señal y queremos pensar que hay disposición de que se va proceder contra él”, señaló.

Al ser competencia federal todos los procedimientos para tener en México al exgobernador de Chihuahua, indicó que están a la expectativa de los avances que muestra la Procuraduría General de la República en investigaciones particulares.

En el tema migratorio, reconoció que existen aspectos complejos y por parte de la Fiscalía se da seguimiento a la ficha roja que emitió la Interpol.

Peniche Espejel solicitó a los chihuahuenses comprensión, en cuanto a que en los trámites que deben generarse hay cosas al alcance de gobierno estatal, pero la expulsión de César Duarte de Estados Unidos está en manos de Estados Unidos.

En el tema de la extradición mencionó que es un trámite complejo y ejemplificó que todos los documentos para acreditar la causa criminal deben ser traducidos al inglés, “por la cantidad de documentos y el lenguaje jurídico tiene que realizarlo un experto y una vez que concluya eso deberán cumplirse otras formalidades”, detalló.

*Les promete defensa conjunta, pero sólo se protege a él

El exgobernador mantiene un acercamiento con los ex funcionarios detenidos en prisión preventiva a través de sus abogados, ya que el despacho que maneja su defensa también está con los reclusos, a quienes ha convencido al decir que está planteando una defensa conjunta, pero sólo se protege a él mismo, así lo afirmó el fiscal Peniche Espejel al referir el comportamiento de los exfuncionarios que se encuentran recluidos.

“Sin referirnos a ninguno en particular, pasa que en la defensa de cada uno está involucrado el mismo despacho que maneja la defensa del exgobernador y percibimos que los tienen convencidos de que están planteando una defensa conjunta”, mencionó.

Abundó en que se ve claramente que quien se quiere cubrir de todo es el propio César Duarte Jáquez, que trata de evitar se aporte información que lo perjudique, por parte de los detenidos, “fuera de esa presencia que tienen los abogados del exgobernador, no vemos que los vayan a ayudar en nada, él se está tratando de cubrir y está dejando embarcados a los demás”.

Actualmente se encuentran presos en Aquiles Serdán los exfuncionarios Ricardo Yáñez Herrera, Javier Garfio Pacheco, Gerardo Villegas Madriles, Antonio Tarín García, Karla Jurado Bafidis y el empresario Germán Lezama Cervantes.

“Muchos sólo fueron el instrumento para cometer los ilícitos, estamos convencidos de que la mayor parte del ejercicio indebido lo hizo el exgobernador”, refirió el fiscal sobre los detenidos.

*Aprende FGE de otros casos contra exgobernadores para no cometer errores

Integrado por un equipo de profesionales y expertos, el grupo de la Fiscalía General del Estado encargado de la investigación de actos de corrupción cometidos en el sexenio pasado, analiza el caso de Javier Duarte y otros exgobernadores llevados a juicio, para “cerrar los espacios” a los riesgos de fracaso en el proceso judicial contra César Duarte Jáquez.

El fiscal César Peniche Espejel reveló que revisan cada uno de los juicios de exfuncionarios, en particular exgobernadores, para plantear escenarios de riesgo en las carpetas de investigación que hay contra Duarte Jáquez, “con eso, tratamos de ir un paso adelante en cuanto a la conformación de las carpetas”.

El equipo de personas que se encuentra trabajando en los casos de corrupción, dijo, está integrado por los más expertos dentro de la institución, “hemos conformado un equipo en donde cada una de las áreas está cubierta por gente experta, eso nos da la certeza de qué estamos haciéndolo bien y que la metodología y las pruebas son sólidas”.

Lo anterior, derivado de las fallas que se presentaron inicialmente en el caso del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, por lo que analizan dicho caso y el de otros exgobernadores llevados ante la justicia.

“Hacemos un trabajo responsable, estamos evitando manejar tiempos políticos, no estamos resolviendo ni investigando con base en tiempos políticos, la investigación tiene que mantenerse siempre al margen de cualquier cuestión ajena, para que no se altere o se busque resolver de manera anticipada lo que no está consolidado”, aseguró.

Reconoció que sí están expuestos a criterios judiciales en cuanto al ámbito de la federación, por los amparos que promueve la defensa del exgobernador, por ello es que son cuidadosos al aprender de las experiencias en otras partes del país, para no replicar esquemas que pudieran llevar a algún revés desde el punto de vista judicial.

*Cerrará 2017 con 100 carpetas de investigación por actos de corrupción

Actualmente están abiertas entre 60 y 70 carpetas de investigación por actos de corrupción cometidos durante la pasada administración, al finalizar el 2017 se podrán alcanzar unas 100 ya que no paran de llegar denuncias gracias a la confianza que se recuperó en las autoridades, así lo aseguró el fiscal general César Augusto Peniche Espejel.

El proceso actual es lo que llamó el desdoblamiento de las denuncias, pues en una carpeta de investigación contaban con tres o cuatro casos denunciados, también sucede que la conducta delictiva se compone de dos o tres momentos diferentes, mismos que se están analizando.

“A lo largo de los meses que le restan al 2017, el número de carpetas de investigación por actos de corrupción abiertas se incrementará a un centenar”, adelantó el fiscal.

La situación, explicó, es que siguen saliendo denuncias y a la fecha varios organismos descentralizados están en proceso de realizar auditorías, de las cuales saldrá más material para denuncia.

“Hay otras investigaciones que están todavía en la Secretaría de la Función Pública, otras en alguna dependencia y estamos apoyando para ver cómo formulan su denuncia”, mencionó al reconocer que falta mucho trabajo por hacer.

En la etapa de investigación, abundó, es donde se tiene la mayor concentración de trabajo, “ocuparemos muchos meses por delante, faltan muchas órdenes de aprehensión, tanto de funcionarios como de empresarios”.

“Falta documentar mucho de los empresarios que permitieron los abusos, vamos a seguir con la integración, estamos convencidos de que falta mucho por hacer todavía”.

En cuanto a las carpetas que ya están judicializadas, indicó que son sólidas en cuanto al nivel probatorio y están en el proceso de revisar si en alguna vale la pena pedir ampliación del periodo de investigación, el cual se vence en las próximas semanas.

Aunque no descartó la posibilidad, dijo que tienen contemplado enfrentar los tiempos procesales conforme fueron dictados, “hay seguridad en el trabajo y fortaleza en las carpetas pero nos abre más frentes, porque no hemos terminado de integrar las carpetas de investigación y ya estamos entrando en la parte más dinámica del proceso, que abre dos frentes particulares”.

Estos frentes dijo, marcan un cambio en cuanto al número de personal que dispondrán para tratar los casos de corrupción de la pasada administración, pues si bien destinaron una cantidad suficiente, se deberá fortalecer la estructura.