La ‘Dama de Hierro’ quería amenazar a Irak con armas químicas

La ex primera ministra conservadora de Reino Unido, Margaret Thatcher sugirió amenazar a Irak con armas químicas después de la invasión de Kuwait en 1990, según una serie de informes desclasificados publicados por el Archivo Nacional británico.

Los documentos recogen las conversaciones que mantuvo la apodada “Dama de Hierro” con el expresidente de Estados Unidos, George W. Bush y el ex vicepresidente Dick Cheney, en las cuales se consideró una respuesta a la invasión de Kuwait por parte de Irak.

Ante la posibilidad de que Irak emplease armas químicas durante el conflicto, Thatcher recalcó a Cheney que había que pensar en actuar con represalias “de la misma manera”.

El ex vicepresidente argumentó que la medida que ofrecía la primera ministra “pondría a los Estados Unidos en una mala posición ante la opinión mundial”.

El memorándum añade que finalmente Bush prefirió “lanzar un ataque convencional” para “limpiar a Saddam Hussein (ex presidente de Irak) de la faz de la tierra”, en lugar de lanzar armas químicas.

En una charla posterior con Cheney, Thatcher recalcó que “estaba muy preocupada por la capacidad de Irak de usar armas químicas” e insistió en que creía que Hussein las podría usar.

Si queremos disuadir un ataque químico, debemos tener armas químicas”, señaló la exmandataria británica, según esos documentos desclasificados, a lo que Cheney respondió que Bush tenía “aversión particular” al uso de este tipo de armamento y que “los militares estadunidenses no estaban interesados en usarlo” porque “no tenían experiencia”.
Las conversaciones de Thatcher con los mandatarios estadunidenses se dieron en el tramo final de su carrera política, que abandonó definitivamente en 1990 para dejar el relevo a John Mayor, quien se unió a la coalición militar contra Irak un año más tarde.