Se avientan la pelota Sedesol y Municipio

Pese a las numerosas quejas por el trato que reciben los beneficiarios del programa 65 y Más, ni la Sedesol ni el Municipio asumen la responsabilidad en cuanto a brindar una mejor atención a los adultos mayores, quienes soportan el calor extremo en el gimnasio municipal, la falta de agua y esperas de hasta ocho horas.
Al ser cuestionados sobre la falta de ventiladores en el gimnasio, empleados de la presidencia municipal señalaron que le correspondía a la dependencia federal traerlos, mencionaron que varias veces pidieron a la Sedesol cumplir con dicho compromiso pero no obtuvieron respuesta.
Por su parte, al ser cuestionada, una empleada replicó que al Municipio le tocaba no sólo proveer de aire acondicionado, sino también de agua y gestionar que hubiera más de un pagador de Telégrafos para desfogar el flujo de cientos de ancianos, que desde temprana hora han acudido a cobrar su giro.

Mientras Sedesol y la autoridad municipal se culpan mutuamente por las deficiencias en la logística para atender a los ancianos, estos sufren al tener que acudir al gimnasio hasta cuatro días seguidos para hacer efectivo el apoyo federal.

Tal es el caso de la señora Rosario Valerio, quien recientemente sufrió una embolia y que cada día ha tenido que desembolsar cien pesos para pagar el taxi que la traslada al gimnasio municipal.

“Me dan la tarjeta y todavía me dicen que me espere a ver si me pagan, nosotros sabemos que es programa de gobierno federal”, comentó la mujer.

Otros adultos mayores refirieron que no les llevan agua para mitigar el calor que se siente dentro del gimnasio, además que deben esperar largas horas desde las 2:00 de la madrugada en varios casos para ser atendidos.

Lo anterior, mencionaron dos personas por separado, ha provocado que incluso tres ancianos hayan sufrido desmayos o desvanecimientos el miércoles pasado, pues no resistieron el calor, la sed y el cansancio, por lo cual fueron atendidos por paramédicos de Cruz Roja.

Este viernes, de acuerdo con el calendario, será el último día en que la Sedesol realice el pago del programa, por lo que se teme muchos de los beneficiarios se queden sin cobrar el dinero que les corresponde.