Procesan penalmente a Tarín García por desvío de 246 mdp

La Fiscalía General del Estado presentó pruebas, documentales y argumentos para obtener la vinculación a proceso de Enrique Antonio Tarín García, por el desvió de 246 millones de pesos del erario público, delito de peculado por el que otros dos ex funcionarios de la administración 2010-2016, se encuentran en prisión preventiva.

En la carpeta de investigación 780/2017, establece que de febrero a abril del año 2016, el ex Director de Adquisiciones y Servicios de la Secretaría de Hacienda en contubernio con los imputados Gerardo V. y Ricardo Y, entre otros, simuló licitaciones, pagos y facturación de servicios por el citado monto.

A través de cuatro contratos relacionados con la impartición de talleres para padres, capacitación y actualización de docentes, cursos sobre medio ambiente y la planeación así como el supuesto diseño e implementación de un software, se realizó el pago por los supuestos servicios que nunca se otorgaron.

La imputación que el Ministerio Público formuló a Enrique Antonio T.G., establece que él tenía el encargo el velar por la legalidad de procedimientos de compra y adquisición de bienes y servicios, y contrario a ello, participó en la distracción de los 246 millones de pesos, siendo encargado de definir la ruta del dinero y de articular la adjudicación directa.

En coautoría con diversos imputados realizaron varias reuniones para corregir y solventar las fallas y tratar de dar una imagen de regularidad en los procesos a través de una red de corrupción encabezada por César Duarte para operar desvíos en beneficio propio y para el partido.

La investigación de este hecho cerrará en un plazo de seis meses y de ser encontrado penalmente responsable podría alcanzar una sentencia de 18 años de prisión, sin algún beneficio o salida alterna.

La detención de Enrique Antonio T.G., en la ciudad de México fue con una orden de aprehensión en donde aparece como probable responsable de otro caso de peculado por, caso por el que actualmente también se encuentra vinculado a proceso en prisión preventiva.

En dicho proceso penal se acreditó la probable responsabilidad del imputado al simular contratos y la prestación de servicios profesionales para desviar 120 millones de pesos de la Administración Pública, que fueron pagados a la empresa “Kepler Soluciones Integrales” por servicios que nunca fueron prestados.