Carlos Reyes director de Vialidad y Tránsito, dio a conocer que, instalar cámaras en los vehículos que utilizan 200 agentes costaría 30 millones de pesos.

Con las cámaras pretenden grabar la actividad de los agentes de Tránsito para así tener más transparencia y reportar sus movimientos ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ya que se han registrado una serie de denuncias por abuso de autoridad.

“Mientras no se tenga la capacidad de documentar lo que sucede en la calle a través de una videograbación va a ser difícil comprobar las prácticas abusivas por parte de los agentes”, comentó.

Por lo anterior indicó necesitan el recurso económico ya que los 30 millones serían utilizados en instalarlas en tan solo 200 unidades, así como agregar cámaras de solapa en los uniformes de los agentes.

Jefe de Información