Soy más puma que pavo real: José Luis Rodríguez

A sus 74 años, con casi 55 de carrera y una enfermedad respiratoria crónica, José Luis Rodríguez, “El Puma”, sigue rugiendo y, “más puma que pavo real”, presenta nuevo disco, un “homenaje” en el que recorre grandes éxitos junto a voces más jóvenes… Aferrado a su fe e inasequible al desaliento.

“Yo me declaro sano en el nombre de Cristo. Poco hablo de esto porque no hay que darle cuerpo a las cosas negativas. Cuando se va muy deprisa por la vida, Dios te detiene de alguna forma, por las buenas o por las malas, y yo doy gracias, porque me ha ayudado a reflexionar sobre lo que es ilusorio y lo que es eterno”, declara el venezolano sobre la fibromatosis pulmonar que padece.

Su colega Ricardo Montaner lo llamó hace año y medio. “Te quiero hacer un homenaje, porque te lo mereces”, le dijo a quien está considerado uno de los pilares de la música latina contemporánea.

Modesto, él se felicita y afirma que simplemente colaboró “para que la gente se enamore y piense, porque las canciones son para eso”.

De ellas, cita especialmente “Dueño de nada” y “Tengo derecho a ser feliz”, “una canción muy hermosa”. Pero el repertorio más exitoso de Rodríguez (Caracas, 1943) contempla muchas más, como “Agárrense de las manos”, “Voy a perder la cabeza por tu amor”, “Pavo real” o “Culpable soy yo”, primer sencillo de su nuevo álbum, que canta junto a Chayanne.

Con la producción de Montaner y en compañía de estrellas como Vicente Fernández, Carlos Rivera o Amaia Montero, este viernes 21 de abril se publica “Inmenso” (Sony Music), su primer trabajo en ocho años y el último de una larguísima discografía con decenas de LPs como solista y más de 15 millones de copias vendidas.

“Dios me permitió hacer este disco bastante completo, con artistas todos muy queridos y unos arreglos musicales maravillosos”, contesta cuando se le pregunta si vendrán más álbumes después de éste (en 2013 anunció que no grabaría más a causa de la piratería).

Una respuesta similar ofrece cuando se le pregunta si volverá a los escenarios, a pesar de su enfermedad: “eso sólo lo sabe Dios”, responde.