¡Noche de locura!

Teniendo como sede el Teatro Dolby de Los Ángeles, la noche del domingo vio coronarse a “La La Land” como la gran ganadora de los premios Oscar al conquistar seis estatuillas en una noche marcada por la polémica al final.

Sin embargo, el discurso político predominó y arrancó la ceremonia con toques de humor por parte del presentador del evento Jimmy Kimmel al recordar todos los roces que el mandatario ha tenido, principalmente con la Academia.

En ese tenor, la cinta “Salesman”, de Irán, ganó la estatuilla por Mejor película de lengua extranjera, cuyo director Asghar Fardhi no estuvo presente por la prohibición que impuso los Estados Unidos a ciudadanos de siete naciones para ingresar a ese país. En un mensaje que envió dijo: “Mi ausencia es por respeto a mi país y a otras seis naciones que no son tratadas con respeto, dividiendo al mundo entre nosotros y los enemigos, y esto crea el miedo y es una justificación para la agresión y la guerra. Los cineastas queremos captar con nuestra cámara para romper los estereotipos religiosos y crear una empatía que necesitamos hoy más que nunca”.

En tanto, la participación mexicana vino de la mano de la actriz veracruzana Salma Hayek quien estuvo entre los presentadores. Por su parte, Rodrigo Prieto, nominado a Mejor fotografía por “Silence”, no pudo traerse la estatuilla a México.

Quien habló fue Gael García, que pudo dedicar unas palabras contra el muro que pretende construir Donald Trump en la frontera con México.

En uno de los momentos más emotivos, la actriz mexicana Lupita Tovar fue recordada entre los actores y gente de la industria del cine que murió en 2016.

La gala de los Oscar giró en torno a dedicatorias a los migrantes que viven en Estados Unidos y con peticiones para que termine la guerra en Siria, con voces que hicieron eco en la ceremonia.

Por otra parte, actores como Viola Davis y Mahershala Ali dieron la vuelta a unos Oscar que un año antes habían sido considerados como racistas al no tener nominados de color.

La polémica llegó cuando al finalizar la entrega de los premios, en la mención a Mejor película, el actor Warren Beatty mencionó por error como ganadora a “La La Land”, para que momentos después se hiciera la corrección, con todo y el elenco en el escenario, para indicar que “Moonlight” era en realidad la ganadora. Kimmel entró al quite por el error histórico en los Oscar y dijo “ven, les dije que esto sería un desastre”.

Jimmy Kimmel “trollea” a Trump

Jimmy Kimmel aseguró al arrancar la ceremonia del Oscar que era la primera vez que le tocaba conducir… y se encargó que de nadie lo olvidara, en especial el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se convirtió en el blanco predilecto de sus burlas.

Kimmel tuvo “carta blanca” para bromear sobre el cabello, las declaraciones, las ocurrencias en Twitter y las actitudes de Donald Trump, aunque uno de los momentos estelares fue cuando durante la transmisión en directo, el conductor le mandó un par de “tuits” al presidente de la Unión Americana.

En el primero le preguntó si estaba todavía despierto, mientras que en el segundo le comunicó que Meryl Streep (con quien el político ha sostenido una prolongada disputa pública) le mandaba un bonito saludo. Genio y figura, Jimmy dejó huella.