No nos ayudes compadre

Hay dos clases distintas de personas en la naciòn, aquellas que pagan impuestos y aquellas que reciben y viven de los impuestos. Thomas Paine, escritor y polìtico estadounidense.

Amable lectora (or)n, còmo  te fue con los ventarrones y la tormenta de arena del viernes pasado, espero que tu casa ya estè rechinando de limpia, porque hay nos viene otra, aunque de lograrse, esta serà una limpia fiscal, gracias a una ocurrencia de un intelectual mexicano, quien como AMLO, se ha convertido en un eterno aspirante presidencial, solo que independiente y anda desesperado en còmo llamar la atenciòn de los ciudadanos totonacas -el apreciativo es nuestro-  para que voten por èl en las elecciones del ya pròximo 2018.

“Pa” sustos no gana uno, todavìa como pueblo no nos acomodamos a la reforma fiscal peñista que nos sacarà del atolladero (???), del tercer mudo, del subdesarrollo o si lo prefieren, para estar màs a tono con el lèxico internacional,

dejar de ser un paìs emergente, cuando el escritor y excanciller mexicano Jorge Castañeda, con mentalidad de economista oficial, propone -ojalà que en el gobierno nadie le haga caso-, en mala hora para toda la indiada (er calificativo es nuestro), que se aumente el I V A para… hazme tù el favor amiga (o) lectora (or), apoyo a los migrantes, porque el sabio escritor, presiente, sopecha con er pecho y calcula con er… pie derecho, que millones de compatriotas seràn deportados de U S A por el pròximo gobierno norteamericano.

En cuanto leìmos la nota, pensamos para nuestros adentros: No nos ayudes compadre, no la chifles Jorge que es cantà, dèjanos como estamos y mejor calma tus ancias de novillero, queriendo ser candidato presidencial independiente y trata de sacarle una lana al gobierno priìsta, ahora que tiene la sartèn por el mango, no vaya a ser que del 18 en adelante ya no lo tenga y te serà màs difìcil trancearlo; no olvides que en este Mèxico nuestro todo se puede y la filosofìa popular reza: El que no tranza no avanza; ya no hayamos còmo mantener al peje y ahora el tal Jorgito quiere que el supremo gobierno nos siga jodiendo con màs impuestos què po-ka.

En fin, como mexica, el excanciller tiene pleno derecho a ser uso de su libertad de expresiòn y de pensamiento, ahora solo falta que deberas “George” se aviente al ruedo polìtico y los ciudadanos de este paìs empobrecidos por sus propios gobernantes, lo lleven a La Silla Embrujà, en las pròximas elecciones presidenciales, pero que por lo pronto que no la joda, que no proponga que se aumente una vez màs el I V A, pues serìa como darle cuerda al gobierno, para que siga la rapiña.  Vale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *