La verdad que bueno sería

Los demagogos y los agitadores son las personas menos placenteras. Benjamìn Disraelì, polìtico inglès.

El clima amaneciò como Trump cuando anduvo en su campaña polìtica para ser “presi” de U S A, màs loco que una cabra, son las famosas cabañuelas al derecho y al derbez y como nadie puede controlar el clima, hay que aguantarse, cobijarse y no salir intempestivamente de lo caliente a lo frio, so pena de pescar una buena pulmonìa o de perdis un buen resfrìo; por lo pronto nos vamos ar cine.

Antes de ir al “muvis” y no despuès, queremos darles a conocer una noticia que de ser verdad, què bueno serìa, sobre todo para las finanzas pùblicas, aunque no para el respiro de los contribuyentes, pues acabar con el fuero y los privilegios de la Casta Dorada Gobernante o lo que es lo mismo, con la corrupciòn y la impunoidad, por lo pronto, es punto menos que imposible a menos que suceda un  milagro como el del cerro der Tepeyac.

Resulta que en la semana, apareciò en los diarios nacionales esta nota: “Propone P R I disminuir 100 diputados 100 y 32 senadores 32 plurinominales”, peticiòn que como simples ciudadanos, les hemos hecho en su momento, a candidotes de todo tipo, los cuales siempre han tomado nota de nuestra peticiòn, pero hasta ahì nada màs, pues los diputados y senadores plurinominales, siguen enquistaos en las dos càmaras, sin que nadie los pueda desaparecer, no obstante que no representan nada ni a nadie.

Cèsar Camacho, un exdirigente nacional del tricolor, alguna vez tambièn hizo declaraciones demagògicas al respecto, ahora lo hace un diputado anodino, en un vano intento de desviar la atenciòn de la opiniòn pùblica, en relaciòn al gasolinazo, que hizo encabritar a todos los ciudadanos mexicanos, independientemente de que tengan o no carro, “cochi” o automòvil, pues el costo de la canasta bàsica, con estos brutales aumentos, sube vertiginosamente porque no hay autoridad capaz de detener la voracidad comercial.

Son 200 diputados 200 plurinominales y los mexicanos, todos, deseamos que desaparezcan lo doscientos y no solamente cien, pues urge rebajar los presupuestos del poder legislativo, asì como los del poder judicial, empezando por los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Naciòn, toda la alta burocracia y la casta dorada en el poder; lo dicho por el diputado priìsta, nos suena a pura y simple demagogia, solo el tiempo nos dirà si estamos terriblemente equivocaos en nuestra apreciaciòn, pero si llegare a ser cierto, alabao sea Er Santìsimo Sacramento del Altar. Vale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *