La clase política

Las imágenes dicen más que mil palabras. Es un dicho popular que aplicado al estudio de la ciencia política implica reconocer los oficios de quienes mediante este discurso logran posicionar una imagen intensa de sus significados. En otras palabras, la visita al estado grande del líder de la comunidad priista Enrique Ochoa Reza activo de nueva cuenta a las dirigencias de ese partido quien ya prepara el escenario para el 2018. Con una reunión convocada con el nombre de “Encuentro con la clase política y la militancia” arranca en el estado la participación de quienes en las pasadas elecciones tuvieron el peor revés en toda la historia política y electoral del estado.

Por su parte, la dirigencia local del partido MORENA ha convocado a sus huestes en Ciudad Juárez para recibir a su líder moral y quien se ha promocionado en los medios de comunicación nacional desde hace más de diez años. Será su tercera participación como candidato a la presidencia de la república, Andrés Manuel López Obrador, volverá a estas tierras a pronunciar su intensión de ser el abandera de  la izquierda mexicana   y tratar de armar una estructura que le permita llegar a Los Pinos. Hay que recordar que en las elecciones del año 2012 logró ser la segunda fuerza política en el municipio más poblado del estado y puede dar la sorpresa no sólo a los panistas sino a los priistas.

El PAN en voces de una mujer que logró ser la primera dama del país en el sexenio de Felipe Calderón también visitó la frontera. No es coincidencia, todos buscan en el estado y en especial en Ciudad Juárez tener una estructura política y electoral que le permitan alcanzar alzar la mano en las siguientes elecciones que ya se preparan desde el día de hoy. Margarita Zavala es por encima de cualquier otro nombre de simpatizante y militante del PAN la figura más emblemática que estará sin dudas en la boleta electoral. En estos menesteres están ya todos los que aspiran a estar con su nombre en la boleta que les permita aspirar al cargo de la primera posición del país.

Las coincidencias no existen en política, así lo expreso en una ocasión Don Héctor Murguía (el Teto), cuando aspiraba a un cargo dentro del Senado. Es por ello que la visita a la región chihuahuenses de estos líderes políticos despiertan muchas sospechas de lo que se puede advertir será una guerra sin cuartel. La clase política no es sinónimo de una militancia. Gaetano Mosca, en su teoría de las élites, establece como primera premisa que existe una jerarquía que se construye como la clase gobernante y otra que se enaltece como la clase dominada. En este tenor, la clase gobernante está jugando su rol para permanecer en sus posiciones y no permitir que otros usurpen o los desplacen en los juegos de poder político.

Es decir, existe una “partidocracia” que inhibe la participación política de quienes han encontrado otro camino diferente a la estructura partidista para alcanzar el poder político. Es decir, los candidatos independientes han logrado romper el paradigma de la postulación del “partido” y ocupar un espacio como clase dominante. Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, gobernador de Nuevo León, supo lograr su inclusión en la boleta electoral y aprovechó la oportunidad de un descontento social para obtener el triunfo sobre el PAN y el PRI. Está en campaña libre y se hizo notar en la presentación del alcalde Armando Cabada el pasado 10 de octubre.

Existe un paradigma político que ubica históricamente a Ciudad Juárez como cabecera de los experimentos electorales (véase el propio proceso electoral del 2016) a nivel nacional. Siempre quien ha ganado el municipio en la elección presidencial lo hace a nivel nacional. Funciona como un termómetro de la política, del sentir social, del descontento popular. Desde Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto han tenido un resultado favorable en este rincón de la patria. Como se mencionó, las coincidencias no existen, por ello la importancia política y de cumplimiento de los retos en materia electoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *