Israel ataca Siria y Damasco responde con misiles

El Ejército israelí atacó durante la noche del jueves al viernes varias posiciones en Siria y Damasco respondió lanzando varios misiles, en lo que medios israelíes han calificado como el incidente más grave desde que comenzara la guerra civil en Siria hace seis años.

Según señaló un portavoz israelí hoy, no ha sido derribado ningún jet israelí tal como sostiene Damasco. “La seguridad de los pilotos y de los aviones nunca estuvo en peligro”, dijo. Por su parte, el Ejército sirio señaló que su fuerza aérea había derribado a cuatro jets israelíes que habían entrado en el espacio aéreo sirio, informó la agencia oficial de noticias Sana.

Según el diario isrelí Haaretz, se trata del incidente más grave entre Siria e Israel desde que estallara la guerra civil siria. La agencia oficial de noticias Sana señaló que los aviones de combate atacaron objetivos en el este de la provincia de Homs. Siria y sus aliados luchan allí contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI). Hace poco pudieron reconquistar la ciudad de Palmira, conocida por sus restos arqueológicos.

El Ejército israelí señaló además que, en respuesta al ataque, desde Siria lanzaron varios misiles contra los aviones de combate israelíes. Uno de los misiles fue interceptado por el sistema de defensa israelí. La radio israelí informó que los residentes en Jerusalén y alrededores escucharon durante la pasada noche dos explosiones amortiguadas. Sonaba como las explosiones que se producen al ser interceptados misiles por el escudo antimisiles israelí “Iron Dome”. Israel en ocasiones ataca posiciones en la vecina Siria para, según afirma, impedir el envío de armas a la milicia chiita libanesa de Hizbola. El Ejército israelí normalmente no suele pronunciarse sobre ese tipo de intervenciones. Miembros de Hizbolá, una milicia que cuenta con financiación iraní, luchan en la guerra civil siria del lado de las fuerzas del Gobierno de Damasco. La milicia considera enemigo a Israel.