ETA anuncia este viernes plan de desarme “unilateral e incondicional” para el 8 de abril

La organización armada ETA anunciará este viernes su plan definitivo de desarme “unilateral e incondicional”, que se consumará el próximo 8 de abril, cuando den a conocer la ubicación de todos los escondites de sus armas.

Serán intermediarios civiles quienes notificarán a la justicia francesa, a nombre de ETA, el mapa con la ubicación exacta de todas sus guaridas donde conservan armamento o explosivos, según adelantó el periódico francés Le Monde. ETA hará pública su comunicación a través de la BBC, la cadena de televisión pública inglesa.

El desarme se hará con la supervisión del Comité Internacional de Verificación, y el proceso lo coordinará Ram Manikanningam, que se constituyó a finales de 2011, tras el cese definitivo de la violencia, así como por el gobierno vasco.

“ETA nos ha dado la responsabilidad del desarme de su arsenal, y la tarde del 8 de abril será totalmente desarmada”, dijo a Le Monde Etcheverry Txetx, activista de la asociación abertzale Bizi.

Como reacción, el portavoz del gobierno de España, Íñigo Méndez de Vigo, expresó que desde hace seis años han fijado la única posición gubernamental, que es que la banda armada ETA se desarme y anuncie su disolución definitiva.

En conferencia de prensa, previamente a que se hiciera el anuncio, Arnaldo Otegi, líder de la izquierda abertzale en el País Vasco, destacó que le da total veracidad al desarme integral, como lo adelantó hoy el diario francés.

El líder de la izquierda vasca pidió que ni el gobierno español ni el francés obstaculicen este proceso.

“Es una buena noticia, que esperamos se desarrolle hasta el final y de forma integral y verificada por la comunidad internacional”, apuntó.

La parte operativa no corresponde a nosotros, pero sí hemos sido informados, expresó. Asimismo, explicó que esperan que “esta vez el desarme sea total e integral, hasta sus últimas consecuencias”.

Criticó que si no se ha podido hacer antes, se debe a que existen dos Estados (el español y el francés) que se han empeñado en que no se produzca y han puesto obstáculos.

En el diario El País, el periodista Luis Aizpeolea, especialista en el conflicto vasco, señaló que esta operación se vino gestando desde la detención –el pasado 16 de diciembre en la localidad vascofrancesa de Louhossoa, a 30 kilómetros de Bayona– de cinco intermediarios civiles cuando trataban de filmar la inutilización de un arsenal de ETA en Francia.

Explicó que la imposibilidad de llevar a cabo aquella operación, así como el acoso policial permanente a los movimientos de ETA abocados al desarme, han empujado a la banda terrorista a cambiar de estrategia, acelerándolo, tras asumir definitivamente la negativa de los gobiernos español y francés a participar en el mismo.

El especialista advirtió que el arsenal de ETA es muy reducido y en desuso desde hace más de cinco años, con lo que el desarme tiene un carácter predominantemente simbólico

En esa operación de diciembre pasado, la policía francesa incautó a ETA 12 subfusiles, nueve fusiles, 25 armas cortas y dos granadas. Entonces se especuló que representaban el 20% del armamento.

El Lehendakari del gobierno Vasco, Íñigo Urkullu, consideró que se dan condiciones para el desarme final de ETA, y aseguró que su gobierno hará todo cuanto esté en sus manos para apoyar a que este proceso llegue a buen puerto.

El gobernante vasco dio absoluta credibilidad al anuncio y solicitó a los gobiernos de España y de Francia “altura de miras” para apoyar este proceso que puede tener un valor histórico para la sociedad vasca hacia el final definitivo de ETA.