En la opinión de…CIRO ¿Quien gobierna Chihuahua?

El Chavo del 8, Los Magníficos, Batman, Robín, El Hombre de Acero o la Chimostrufia,  quien como dice una cosa  dice la otra, lo único cierto es que en el estado de Chihuahua el gobierno del nuevo amanecer no ha visto hasta ahora ni el despunte del alba y los chihuahuenses siguen viviendo el obscuro día en espera que se aclare el mejor futuro que se prometió.

Es tiempo de que el gobernador Javier Corral Jurado, asuma la real responsabilidad de gobernar y las acusaciones que al parecer pretende mantener durante su mandato las pruebe y proceda en consecuencia en contra de quien o quienes afirma se apropiaron de los millonarios recursos económicos de nuestra entidad.

¡Basta ya! Los chihuahuenses  se encuentran en espera de un mejor gobierno y del cambio prometido durante la campaña y se haga lo que se tenga que hacer, que se proceda contra quien o quienes se debe de hacer y que se deja a la ciudadanía de estarla polarizando para que se de cabal cumplimiento a lo que se oferto.

Si existieron millonarios desvíos de los presupuestos que la autoridad competente se encargue de esclarecer y someter a la justicia a quien o quienes son los presuntos responsables de ello. No se puede mantener el ejercicio del gobierno estatal con acusaciones públicas durante el mandato.

Corral Jurado  debe dejar sus acciones protagónicas con sus declaraciones sensacionalistas y dedicarse realmente a gobernar,  acto para el cual fue electo por los chihuahuenses,  los cuales paulatinamente han ido perdiendo  confianza y fe  en la oferta de un nuevo amanecer para la entidad.

Javier debe entender que el buen gobernador debe guiar, en este caso, cabalmente  la entidad y saber que es lo que va ha hacer y a donde quiere llevar al estado, a esto se le llama tener visión, ya que con ello podrá logar los buenos resultados en la política y en la gestión pública.

Desde el inicio de su administración los chihuahuenses esperan un mejor gobierno y  Corral Jurado debe de demostrar a la ciudadanía que esta velando por los intereses de al pueblo. Es tiempo de responder a todos  sin distinción de partido o credo. Basta ya de acciones y declaraciones mediáticas.

El carácter, no de ahora, desde siempre de Corral Jurado,  lo lleva a ser clasificado como un mal líder por su condición de  dominante, absorbente, conflictivo, peleador y autoritario forma como llegan a su última hora los tiranos y corruptos que al  terminar su mandato  creen que son victimas.

Los más triste de todo es que todo  gobernante se considera bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *