A ojos vista

Que sorpresa tan agradable fue ver nuevamente a travès de la televisiòn al Maestro Valeriano Sauceda “Giraldès”, con sus atinaos comentarios taurinos, al lao der “Flaco” Heriberto y Rafaè, que en lo escurrido no le va a la zaga a Beto y a la vez, fue decepcionante la entrada en la inauguraciòn de la temporada grande otoño-invierno 2016-17, en la Monumental plaza de toros Mèxico, donde se estrenan nuevos empresarios que haràn todo lo posible porque la màs hermosa de todas las fiestas,la fiesta brava, recobre la verdad, solo la verdad y nada màs que la verdad, como el lema dde la menirosa universidad de Harvad, o sea, que salga o salte a la arena, EL TORO BRAVO, CON TRAPIO Y EDAD.

Y al parecer, despuès de dos festejos, los toros fueron del agrado de los diletantes, de los aficionados, de la demoracia, de tendido ¡joder! solo que… la mansedure ya estuvo a ojos vista y de 12 toros, diezfueron silbados por la democracia, esperando que esta anomalìa, este añejo viejo vicio taurtino de aquì y de allà, acabe por desaparecer de la bella fiesta en un futuro no lejano, aunque ya no lo veamos ni Giraldès, ni su servilleta, quien para escribir èsto, nos acordamos del poeta español Rafael Gabriel Juan Celaya Mùgica y Lenta: “estoy en mi sillòn y soy felìz, y soy felìz porque no siento la necesidad de pensar en algo preciso”. Aunque lo requiera el toreo.

Dos toreros españoles y un Maestro de la torerìa mexicana, abrieron la temporada grande, con toros de Bernaldo de Quiroz: Eulalio Lòpez, “El  Zotoluco”quien vestido de azabache y oro, nada pudo hacer con “Nuebe Roja”, ni con “Greco”, pasàndole lo mismo al torero de Badajoz, Alejandro Talavante, vestido de verde olivo y oro, con “Oro Viejo” y “Balzac”, siendo el triunfador de la tarde por saludar desde el tercio con “Pardo” y cortar la primera oreja de la temporà (para nosotros no merecida por el defecto de la estocà), al toro “Contador”: Josè Marìa Manzanares, de azul y oro.  Toreò mejor por el lao izquierdo, que por el diestro; bueno… eso sentimos nos.

La entrada mejorò sustancialmente en la segunda del serial, que por circunstancias de la vida, el cartel terciao se convirtiò en un mano a mano entre el hidrocàlido Joselito Adame, que vistiò un terno azul y oro y el limense Andrès Rocarrey Valdèz, vestido de tabaco y oro. El de Aguas, toreò bien a la verònica en su primero, salièndose a los medios, caminando, malogrando una buena faena con La Joyosa, en tanto que el andino, con su toreo de arrojo, emocionò al cotarro y de pilòn, se llevò un arropòn, por eso, por el arrojo, lo cual no es sinònimo de valor. “Lor dò” se fueron con la espuerta vacìa.  Total, de 12 toros 12 solamente dos se prestaron para el lucimiento de los diestros: “Contador” de Bernald de Quiroz” y “Martino” de Xajay. Veremos què sucede en los pròximo festejos, los cuales presenciaremos apoltronaos en nuestro mulliodo sillòn, esperando lo hagas de la misma manera Valeriano, desde tu norteña tierra Tijuana. Vale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *