Le dan la espalda a plan de Macron

Las movilizaciones contra el presidente, de Francia, Emmanuel Macron, siguen subiendo de tono.

Ayer, un grupo del movimiento de los chalecos amarillos rechazó el llamado del presidente Macron, por razones de seguridad.

Ésa fue la respuesta a una petición del gobierno para dialogar y poner fin a la crisis francesa que inició con el aumento de los precios en las gasolinas.

Además, se sumaron otros sectores a las protestas, al tiempo que el primer ministro, Edouard Philippe, se reunió con dirigentes opositores para tratar de relajar la situación de las marchas que comenzaron hace tres semanas.

Unos 2 mil 500 estudiantes salieron a las calles en Niza, en el sureste del país al grito de “¡Macron, renuncia!” y bloquearon la circulación.

Por su parte, otros 700 jóvenes participaron en las protestas en Toulouse, en el suroeste del país europeo, donde hubo enfrentamientos con la policía, con un saldo de siete heridos y 11 detenidos tras escenas de robos y daños a comercios.

Además, un grupo de conductores de ambulancias bloqueó el acceso a la plaza de la Concordia, en el centro de París.

Jefe de Información
Editora de contenidos web