Macron lanza indirecta a Trump, en su cara

El presidente francés, Emmanuel Macron, aprovechó hoy la presencia de más de 70 dirigentes de los cinco continentes en la conmemoración del armisticio de la Primera Guerra Mundial para hacer un alegato del multilateralismo como forma de evitar nuevos conflictos.

En una ceremonia sin precedentes por la presencia de dirigentes extranjeros -entre los que estaban los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Rusia, Vladimir Putin, Macron cargó contra el nacionalismo, como lo hace con frecuencia.

Pero esta vez lo hizo contraponiéndolo al patriotismo que -según su versión- alimentó a los combatientes franceses en la Primera Guerra Mundial, una “visión de Francia como nación generosa, portadora de valores universales”.

El patriotismo es justo lo contrario del nacionalismo. El nacionalismo lo traiciona”, sentenció.

Macron afirmó que “la lección de la Gran Guerra no puede ser el rencor de un pueblo contra otro, ni tampoco el olvido del pasado”, sino más bien los esfuerzos, entonces fracasados, de construir la paz con “las primeras cooperaciones internacionales”.

Por eso, insistió en defender la Unión Europea, surgida de la reconciliación y de la cooperación entre Francia y Alemania, “una unión libremente consentida nunca vista en la historia, que nos libra de guerras civiles”.

Jefe de Información
Editora de contenidos web