Castración química, piden desde el Congreso

El crimen del fin de semana en contra de la niña Camila provocó ayer varias exigencias en el Congreso local, entre ellas el retomar iniciativas para establecer la castración química como sanción contra violadores, un tema que se ha debatido en varias legislaturas sin aprobarse en comisiones. En 2005 fue la primera vez que se planteó en Chihuahua.

“Es obvio que las medidas tomadas al momento resultan inútiles o incluso parecen promover tan degradantes delitos”, dijo en tribuna el diputado del Partido Verde Ecologista de México, Alejandro Gloria González, quien en la legislatura anterior propuso ese método de sanción pero el asunto nunca se aprobó en comisiones.

En la propuesta de diciembre del 2017 buscaba “inhibir la reincidencia en el homicidio y la violación a menores de 14 años de edad a través de la inhibición química”, coloquialmente llamada castración química.

“Es un tratamiento médico reversible que suprime comportamientos agresivos previniendo otra clase de delitos”, expuso ayer nuevamente y adelantó que retomaría la propuesta para debatirse en la legislatura actual.

“No deberíamos usar esta tribuna para lamentar. Los invito a hacer uso de este espacio para legislar, para abonar al cambio, para contribuir como uno de los tres poderes a promover el bienestar a través de propuestas si bien consensuadas, estudiadas de manera imparcial, y que así, nuestra tribuna sea un medio para la acción”, añadió.

En 2005 se presentó por primera ocasión una propuesta similar, sin embargo la metodología médica para ese procedimiento era considerada “muy rudimentaria, con pocos estudios y de poca aplicación internacional”, según los análisis de entonces.

Jefe de Información
Editora de contenidos web