Maduro acapara la venta de carne

Mientras que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se dio esta semana un festín con cortes de carne en un lujoso restaurante de Estambul, Turquía, los ciudadanos del país sudamericano se quedaron sin ese producto, pues el alimento desapareció de los comercios una vez que el Ejecutivo puso en marcha controles de precios.

El diario local  informó del comienzo del plan piloto en los ocho estados de mayor producción ganadera que consiste, entre otras cosas, en que el gobierno de Maduro sea el único comprador de reses y pagará 65 bolívares (cerca de 1 dólar) por cada animal, pero cada kilo lo venderá en 78 bolívares (1.2 dólares).

Doy la seguridad de que vamos a regularizar el respeto a los precios porque Venezuela tiene el rebaño suficiente para que el pueblo tenga la carne a precios acordados”, indicó el líder chavista al recordar que la carne tiene un precio fijado por el gobierno en 78 bolívares por kilo.

El presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Táchira, Leonardo Figueroa, declaró al rotativo que el gobierno les pagará las reses a un precio muy bajo, lo que llevaría a la quiebra del sector.

En medio de la escasez generalizada que vive el país sudamericano desde hace años, la carne era un producto que se podía encontrar con relativa facilidad en mercados y carnicerías, sólo que a precios casi inalcanzables para alguien que devengue el salario mínimo.

Jefe de Información
Editora de contenidos web