‘Florence’ sigue debilitándose, pero mantiene lluvias en EU

La depresión tropical Florence, que ha dejado 31 muertos a su paso como huracán y tormenta por la costa sureste de Estados Unidos, se degradó hoy a baja presión, pero continúa arrojando “intensas lluvias” en varios estados del norte de las zonas atlánticas, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés).

El sistema postropical, que sigue arrojando “intensas lluvias” mientras se desplaza hacia el este, se encuentra a 170 kilómetros al oeste-noroeste de Nueva York y a 165 kilómetros al norte-noroeste de Filadelfia (Pensilvania).

Florence presenta vientos máximos sostenidos de 35 kilómetros por hora y se desplaza hacia el este con una velocidad de traslación de 20 km/h, indicó el NHC en su boletín más reciente.

Se han levantados todos los avisos y vigilancia de inundaciones repentinas en las zonas costeras, pero se mantiene una vigilancia de inundación repentina desde Maryland y el norte de Virginia hasta el sur de Nueva York y hacia el este hasta partes del sur de Nueva Inglaterra.

Los meteorólogos del NHC prevén que el sistema sea absorbido por otro frente de baja presión el próximo jueves y se transforme en un fenómeno extratropical, a medida que acelera su desplazamiento hacia el este-sureste.

Florence llegó el pasado viernes a la costa sureste de Estados Unidos como huracán de categoría 1 y se degradó progresivamente hasta convertirse este domingo en depresión tropical y ahora en una baja presión.

El número de muertes relacionadas con los vientos, torrenciales lluvias e inundaciones que acompañaron a Florence a su paso por la costa sureste de Estados Unidos aumentó a 31, informaron hoy medios locales citando fuentes oficiales.

Entre las causas de los fallecimientos hay diversos ahogados, accidentes de tráfico o muertes por caídas de árboles sobre viviendas, circunstancia esta última en la que murieron dos niños en incidentes separados.

Jefe de Información
Editora de contenidos web