Rusia denuncia que se prepara una farsa de ataque químico en Siria

La ONG Cascos Blancos y los terroristas planean supuestamente usar cloro de verdad contra los civiles que actuarán en los videos sobre los falsos ataques con armas químicas en la provincia siria de Idleb, de los que luego acusarán al Gobierno de Damasco, alertó hoy el Ministerio de Defensa de Rusia.

“Los Cascos Blancos y los terroristas se preparan para emplear realmente agentes tóxicos sobre la base de cloro contra los participantes en la puesta en escena, para luego acusar de ellos a las tropas gubernamentales”, según un comunicado difundido por el Centro ruso de Pacificación del conflicto sirio.

Rusia sostiene que los terroristas de Tahrir al-Sham (antiguo Frente al Nusra) han secuestrado de los campos de refugiados a un grupo de niños huérfanos “para usarlos en la grabación de escenas letales”.

Otros 22 menores y sus padres habrían sido traídos de varias localidades de la provincia de Aleppo “para participar en las escenificaciones”, agrega la nota de Defensa.

Desde el pasado 9 de septiembre, los activistas de los Cascos Blancos ensayan todas las tardes las escenas de los videos de los falsos ataques químicos con la participación de hasta tres civiles, incluida una decena de niños con edades de entre 8 y 12 años”, afirman los militares rusos.

Jefe de Información
Editora de contenidos web