Trump emprende busqueda para dar con “traidor” de la Casa Blanca

Uno tras otro, los colaboradores más cercanos del Presidente Donald Trump salieron el jueves para declarar: “Yo no fui”.

Cada uno de ellos negó haber escrito el provocador artículo de opinión del New York Times que supuestamente fue elaborado por un miembro de la “resistencia” dentro del gobierno que lucha para impedir los impulsos más peligrosos de Trump.

Ya fuera por email, tuit o video, las negativas de los funcionarios del gabinete, incluido el vicepresidente Mike Pence, desfilaron aparentemente presentadas para un público de uno, sentado en la Oficina Oval.

Altos funcionarios con puestos clave en seguridad nacional y política económica, criticaron al autor del artículo por cobardía, deslealtad y actuar contra los intereses de Estados Unidos, usando palabras similares a las del Presidente.

Trump estaba furioso por la columna y pidió a sus confidentes atacar al autor, especular sobre su identidad y comentar que el “Estado profundo” conspiraba contra él. Exigió a sus asesores desenmascarar al autor, y pidió la extraordinaria demanda de que el periódico revelara su nombre al gobierno.

Jefe de Información
Editora de contenidos web