Sindicatura Social… una propuesta viable

Con mucho interés sobre el proceso electoral, he escrito sobre los escenarios nacionales, haré una pequeña pausa que permita también empatar lo que pasa en nuestra querida Ciudad Juárez y el contexto nacional. Hay puntos de interés, como la charla con Armando Ríos Peter ( el Jaguar y ex aspirante presidencial por la vía independiente que se incorporó al equipo de campaña de José Antonio Meade Kuribreña) quien compartió una serie de reflexiones, preguntas, respuestas en forma dialéctica con un grupo selecto de académicos e intelectuales de la localidad. Su formación maoísta, me permite conocer a un hombre que le apuesta a México y cuyas palabras suenan a una sentencia que hay que tomar en serio: primero, Meade va a ganar la elección con el 35% de los votos y la segunda, Andrés Manuel López Obrador volverá a perder la contienda electoral. Esa es su apuesta.

Supe por el líder social,  activista y  empresario Jorge Yapor, que la mezcla de libanés e inglés del candidato de la alianza PRI – PVEM y PANAL, (Pepe Meade, como le dicen sus amigos) es quizá el mejor de los candidatos, pero que no le ha alcanzado para tener esa formación política y enganchar a un electorado escéptico. Muchas horas de plática con la clase política, analistas y comunicadores en esta semana me convencen de lo que ya he dicho con anterioridad: Meade es el mejor hombre preparado de la contienda presidencial pero que no logra hacer clic con el electorado mexicano. Hay coincidencias entonces en el análisis nacional y local, no estamos tan lejos de la realidad nacional. El tercer debate marcará sin dudas nuevos escenarios hay que estar atentos.

En la charla con Ríos Peter, concluyo que hay una fuerza electoral que no ha sido aún dimensionada, ya que a pesar de haber estado en las filas del PRD, analiza desde adentro y desde afuera al propio PRI. Es el único partido que ha postulado candidatos y candidatas para todos los cargos de elección que se disputarán el primero de julio de este año. Otro punto interesante fue su reflexión sobre la estructura política de la cual se hizo una copia de partido facista en la época de los finales de la revolución mexicana y en donde la transmisión del poder se hacía con las mismas formas de siempre: la lucha armada. A partir de ahí nacieron las instituciones. Lo interesante de la conclusión fue que el sistema se apoyaba en la estructura partidista para ganar las elecciones y hasta hoy, el único partido que la tenía a nivel nacional era el PRI. Estos tres puntos al momento de emitir el voto, serán los que determinarán al triunfador.

 Ríos Peter nos habló de la evolución de los partidos políticos, de la necesaria transición y obligada transformación de ellos para adecuarse a las nuevas generaciones. Todos los partidos, en sus esquemas de funcionamiento siguen un patrón del siglo pasado, por eso, aún siguen siendo obsoletos y por ello el desencanto de los ciudadanos. Hoy los votantes van a votar por el candidato no por el partido, así lo reflejan las encuestas e indican que los partidos están viviendo sus últimas horas… a menos que cambien.

Adelantándose a estas reflexiones tanto académicas, teóricas y pragmáticas, la propuesta de Luis Carlos Calleros Moreno, candidato del PRI a la sindicatura municipal se adelanta a estas visiones, ya que empata su campaña con los movimientos sociales, generando un compromiso solidario a una campaña que aunque no es la principal, tiene un interés importante al ser la segunda posición en importancia sin restar el papel de los otros actores políticos. La firma de cientos de compromisos y cartas que involucran a los ciudadanos, la finalidad es vincular y romper con el divorcio tradicional entre autoridad electa y la sociedad en su conjunto.

Calleros Moreno, si logra materializar el cien por ciento de las acciones con el apoyo de los ciudadanos de la sociedad civil, estaría rompiendo precisamente con la inercia burocrática, pero lo más importante, estaría construyendo un tejido social que en caso de ganar las elecciones le ubicarían como punta de lanza en el escenario nacional con una propuesta sólida, nueva e incluyente de todas las fuerzas políticas.

La Sindicatura Social es precisamente una nueva forma de hacer política, una nueva plataforma de cómo reinventar al gobierno que no se puede quedar en los escritorios, es una manera de evolucionar hacia los nuevos esquemas. En conclusión, el votar por las mejores opciones personalizadas en los candidatos antes que en los partidos será una constante en los electores que salgamos a emitir nuestro voto el primero de julio del 2018.

Jefe de Información