Abre PGR investigación contra agentes aduanales de la ciudad  por defraudación fiscal

La Procuraduría General de la República inició una investigación formal en contra de varios agentes aduanales de la localidad para confirmar si existió o no defraudación fiscal en la importación de unidades automotrices, pues al realizar la compulsa de los movimientos efectuados por los involucrados, se detectaron una serie de anomalías que pueden ser constitutivas de un delito, confirmó una fuente interna de la dependencia federal en la frontera.

De acuerdo a los datos recabados, son por lo menos ocho agentes los que serán sometidos a la indagatoria que se encuentra en proceso y de la cual, el Servicio de Administración Tributaria dará un seguimiento puntual para deslindar responsabilidades, al tiempo que la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, CBP, por sus siglas en inglés, también apoya la indagatoria.

La defraudación fiscal se originó en la subvaluación de las unidades motrices que fueron importadas bajo los proveedores norteamericanos autorizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, situación que fue aprovechada por algunos grupos de vendedores de autos usados en nuestra ciudad, debido a que se podían pagar los impuestos al precio factura, pero los responsables de los trámites de importación habrían alterado los documentos para reducir el pago de impuestos y a la vez, obtener mayores ganancias económicas.

Nuestra fuente reveló que se tienen identificados a los presuntos defraudadores y a sus principales clientes, quienes tendrían conocimiento de los trámites fraudulentos en perjuicio del gobierno federal mexicano, por lo que se espera que en breve se lleve a cabo un operativo especial para la aprehensión de los implicados.

 

Jefe de Información