¿Organismos autónomos o manipulados por partidos?

La nominación de la comisionada del Instituto Nacional de Acceso a la Información, Ximena Puente, como diputada plurinominal por el Partido Revolucionario Institucional, provocó la indignación de los grupos parlamentarios de oposición en el Senado de la República, pues consideran que es un premio por haber favorecido al PRI durante sus años al frente del INAI, justo a unos meses de que la citada comisionada nombrara oficialmente al tricolor como el partido más transparente del país.

Sin duda que la sociedad demanda que los organismos autónomos se conformen por ciudadanos que realmente no cuenten con intereses partidistas que puedan favorecer a los institutos políticos en el desempeño de sus funciones, pero ante los vacíos legales existentes en diversas normas jurídicas vigentes, se pueden registrar este tipo de casos, que lo único que provocan es el coraje de una gran parte de la población, que sigue esperando que las instituciones se encuentren alejadas de cualquier interés político.

La sociedad no se puede permitir más simulaciones al interior de este tipo de organismos que fueron creados precisamente para despertar la confianza popular, de ahí que se haga necesaria una reforma legal en la que se impongan candados para que los integrantes de este tipo de organismos puedan brincar directamente a un cargo de elección popular.

Jefe de Información